¿PORQUE DEBEMOS COMER CARNE DE PAVO?-Estofado de pavo y champiñones.

¿PORQUE DEBEMOS COMER CARNE DE PAVO?…

Receta: Estofado de pavo y champiñones.

El pavo doméstico es un ave de corral de gran tamaño utilizada en la alimentación humana, fundamentalmente por su carne, y en mucha menor medida por sus huevos. Fue introducido como ave doméstica en casi todo el mundo. La mayor demanda de carne de pavo ocurre en los países hispanohablantes para la fecha de Navidad, mientras que en los países de habla inglesa para el día de Acción de Gracias.
de mesa en mesa-¿PORQUE DEBEMOS COMER CARNE DE PAVO?
¿PORQUE DEBEMOS COMER CARNE DE PAVO?
El pavo doméstico es el resultado de una interacción prolongada en conjunto con una selección artificial por parte del ser humano durante 2000 años. El proceso de domesticación se produjo alrededor del comienzo del primer milenio de nuestra era, y fue obra de los pueblos indígenas de las regiones centrales de México.
Utilizaban de él su carne y huevos como fuente de proteína. También utilizaban sus plumas con fines ornamentales.
Posteriormente, en el año 1498, los conquistadores españoles de regreso a Europa llevaron consigo pavos domésticos con el nombre de gallinas de Indias con lo cual se inició su reproducción en ese continente, primero en España, y luego a otros países, en donde en casi todos se fueron desarrollando razas propias.
Al macho se le denomina simplemente pavo, a la hembra pava, y al juvenil pavito o pavita, pavipollo en España.
Por su sabor y sus beneficios, la carne de pavo debería estar presente con mucha más frecuencia en nuestro menú diario. No solo es una carne muy sabrosa, sino que es fácil de combinar con distintos alimentos para preparar delicias gastronómicas.
Además, posee más beneficios que las carnes de otros animales, sobre todo en proteínas, vitaminas y minerales. Por si fuera poco, tiene muy pocas calorías, lo que hace de ella una de las carnes más sanas para el organismo.
Es una rica fuente de proteínas. Por cada 85 gramos de pavo, el organismo ingiere aproximadamente 23 gramos de proteínas, lo que supone casi la mitad de las proteínas necesarias para el cuerpo diariamente. Las proteínas son esenciales porque ayudan en las funciones metabólicas y reguladoras, tales como la asimilación de nutrientes o el transporte del oxígeno en la sangre. También benefician al sistema inmunológico, favorecen el crecimiento, y son parte importante de los tejidos del organismo.
Por otro lado, la carne también es rica en vitamina B3, o Niacina, que es la encargada de transformar los carbohidratos en energía, de ayudar en la circulación de la sangre y de reducir el colesterol. Además de ello, también mantiene sano el aparato digestivo y es buena para la piel.
Pero los beneficios del pavo son muchísimos más. Es rica en potasio, una de las sales esenciales para el cuerpo, importante para el ritmo cardíaco y el funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso. También es rica en magnesio, elemento indispensable para el desarrollo de los jóvenes, ya que cumple funciones vitales en la reparación de las células. También es rica en zinc, selenio y hierro. Posee grasa insaturada, grasa buena para la salud y, en especial para el corazón. Mientras las grasas saturadas aumentan el colesterol y ponen en peligro la salud, la grasa insaturada tiende a reducir los niveles de LDL y colesterol. Por ello, es conocida como la grasa buena y favorable para el organismo.
Además, el nivel de colesterol y demás grasas dañinas para la salud es muy reducido en la carne de pavo. El aporte calórico es bastante moderado. A su vez, la grasa del pavo no se encuentra entreverada, generalmente se concentr en la piel y puede ser retirada con facilidad.
Todo esto hace que sea ligera y fácil de digerir. Se trata de una carne que aporta muchas proteínas y vitaminas, y que a su vez es bastante sana y baja en grasas dañinas. Más allá de ello, se trata de una carne rica y sabrosa, que puede ser preparada de distintas formas, satisfaciendo el paladar de cualquier comensal.
Y vamos con la receta de hoy.

de mesa en mesa-Estofado de pavo y champiñones
Estofado de pavo y champiñones
Estofado de pavo y champiñones.
Ingredientes para 4 personas:
500 gramos de pavo.
12 champiñones.
2 zanahorias.
1 cebolleta.
2 patatas.
50 mililitros de vino blanco.
1 pizca de sal.
500 mililitros de agua.
1 pizca de pimienta negra molida.
1 chorro de aceite de oliva.
Preparación:
Sellamos el pavo ( o doramos) troceado en una olla con aceite caliente. Salpimentamos y sacamos de la olla y la reservamos.
En la misma olla, añadimos un poco más de aceite y sofreímos la cebolleta troceada.
Añadimos la zanahoria pelada y cortada en trozos al sofrito de la cebolleta.
Picamos los champiñones en cuartos y los agregamos al sofrito.
Para continuar con el estofado, incorporamos la carne y el vino. Rehogamos durante 3 minutos. Momento entonces en el que echamos las patatas cortadas en dados, y cubrimos con agua, rectificamos de sal y dejamos cocer durante 30 minutos aproximadamente, hasta que las patatas estén tiernas.
Y listo servir y a comer.