Trucos de cocina

Trucos de cocina

10 ideas para triunfar siempre con tus recetas

Articulo invitado por http://www.sergiorecetas.com

1-Papel de cocina para quitar exceso de grasa en guisos y estofados.

Este truco me asaltó después de ver otro truco parecido, pero con pan de molde. Está orientado casi entero a esos guisos de carne tipo estofados o cocidos, fabadas y recetas similares donde al final de la cocción nos encontramos con una generosa capa de grasa. Un buen trozo de papel de cocina limpio sobre el guiso en cuestión nos va a ayudar a absorber el exceso de grasa de una manera rápida y limpia.

Si tienes tiempo puedes enfriar el guiso y la grasa se endurecerá y así la podremos quitar perfectamente, pero para esto hace falta eso, tiempo.

2-Enrollar hierbas aromáticas en papel de cocina humedecido en vez de en agua

Cuantas veces hemos metido el perejil en agua? Millones ¿Verdad? Pues al final si no lo usamos rápido esa agua acaba pudriéndose si no la cambias a diario. Una manera más práctica y que, además de ayudarte a conservar más tiempo tus hierbas aromáticas te ahorrará espacio en la nevera es enrollando un poco del papel de cocina humedecido (que no chorreando) alrededor del manojo en cuestión sobre todo en la base del tallo.

3-Poner un trozo de papel de cocina humedecido para evitar que la tabla de corte se mueva

Y Seguimos con otro de los usos del papel de cocina. Las tablas de corte profesionales vienen de serie con unas ventosas para que no se muevan de la mesa cuando cortamos, pero si se pierden o no vienen pues un método muy eficaz es poner un trozo de papel de cocina húmedo debajo de la tabla para evitar que se mueva y es muy efectivo.

4-Usa siempre la tapa para cocer agua. Ahorrarás un 70% de tiempo

Muchas veces se cocinan de más algunos alimentos por que los tenemos demasiado tiempo en el agua esperando que comience a hervir o simplemente perdemos mucho tiempo esperando que esto ocurra por lo que (y parece mentira) pero ahorraremos hasta un 70% de tiempo si lo hacemos, yo no lo pensaría más. Mi tiempo vale oro.

5-Congela caldos y salsas en cubiteras para tenerlos disponibles siempre.

Ponerse a hacer caldos, fumet, fondos y salsas muchas veces nos da una pereza terrible, pero, algún día nos levantamos inspirados y nos ponemos como locos a producir. Pues ese momento es el que tienes que aprovechar para adelantar trabajo y conservarlo para días futuros y congelar en porciones individuales ya listos para añadir a nuestras elaboraciones te harán la vida mucho más sencilla y les darán a tus platos ese sabor que necesitan, pero sin químicos y totalmente natural.

6-Usa la báscula para pesar todo incluso la sal y las especias y así siempre te saldrán las recetas igual

Hay pequeños detalles que se nos pasan por alto a la hora de cocinar y una de ellas es a la hora de sazonar nuestros platos. Un pellizco, una pizca, un puñado o 2 golpes no son medidas de medición validas ya que verás que no te saben 2 recetas igual y muchas veces es por este motivo. Una micro bascula que pese gramos es ideal para este propósito y las encuentras muy económicas.

7-Usa dosificadores para el aceite y así gastarás menos y encharcarás con menos grasa tus preparaciones.

Este consejo tiene 2 beneficios:

  1. Vamos a ahorrar un montón
  2. Vamos a comer más sano y con una menor cantidad de grasas por lo que no tendremos que hacer tanto el punto 1 de este artículo

La de veces que he visto echar aceite directamente de una garrafa de 5 litros con una boca como las del metro de Madrid. No hay comparación en cuanto a cantidad que si usas un dosificador (comúnmente conocidos como biberones) aunque también puedes usar una aceitera. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.

8-Usa relojes para medir el tiempo.

Venden temporizadores que suenan cuando los programas para calcular exactamente el tiempo que tiene que estar un alimento.

Es uno de los fallos más comunes no calcular el tiempo, jamás te saldrán una receta igual 2 veces si no calculas el tiempo de cocción de sus diferentes partes. Así por ejemplo un huevo cocido son 10 minutos desde agua fría o la pasta (dependiendo del fabricante y el tipo) entre 8 y 12 minutos si no más.

9-Ayuda a tu máquina trituradora a realizar su labor cortando previamente lo que vayas a triturar con el cuchillo. Necesitará menos esfuerzo y los alimentos no tendrán que girar tantas veces en las cuchillas.

Cuando trituramos se producen una alta revolución que genera fricción contra los alimentos y eleva la temperatura de estos por lo que si no ayudamos a nuestras trituradoras lo que haremos será elevar dicha temperatura y nos alterará el sabor de nuestras recetas. Sobre todo, lo notaremos en gazpachos, salmorejos, batidos verdes, etc.…

10-Entre la máxima potencia de los fuegos y la mínima hay una zona intermedia. Asegúrate de usarla. No todo es blanco o negro.

He conocido a mucha gente que o quema las cosas cuando cocina o directamente apenas le da calor para evitar que se quemen como le pasó en algún momento del pasado. Hay una posición intermedia que hay que ir ajustando y aunque empecemos una receta muy fuerte podemos ir regulándola un poco menos o más dependiendo de las necesidades. Hay que tratar a lo que cocinamos con cariño, con amor y suavidad y entonces en ese momento nos saldrán recetas exquisitas y llenas de sabor.

Espero que te hay gustado el artículo y recuerda seguirme en Facebook:

@sergiobenitorecetas

O ponerte en contacto conmigo si quieres más información:

1

Anuncios

DIEZ COMIDAS TÍPICAS DE ESPAÑA PARA EL VERANO.

DIEZ COMIDAS TÍPICAS DE ESPAÑA PARA EL VERANO…

El gazpacho, la paella o el melón con jamón, son algunos de los platos protagonistas de la cocina en la época estival.

El verano es una de la épocas del año en la que más disfrutamos de la gastronomía. Tanto en casa como en los chiringuitos de playa al igual que los restaurantes de interior, los protagonistas son  alimentos frescos y sabrosos. A continuación te propongo diez comidas típicas con las que poder disfrutar el verano.

Gazpacho:

gazpacho-andaluz-xl-668x400x80xX

Sin duda, le concedemos el honor de ser el rey del verano en todas las casas y restaurantes españoles.

Aunque su origen no es del todo conocido, su nombre va unido al de  Andalucía. El gazpacho es una sopa fría cuyos ingredientes básicos son el aceite de oliva, el vinagre y hortalizas como los tomates, la cebolla y el pimiento verde. Las variedades son múltiples y al gusto del consumidor que hay quien le añade ajo y “tropezones” como jamón serrano, huevo duro y más…

Paella:

g_140311180346cafe-journal-paella-valenciana

Aunque su consumo se prolonga a lo largo de todo el año, es en verano cuando la paella cobra mayor protagonismo. El plato más típico de los chiringuitos playeros, tiene un origen en la Albufera de Valencia. Ícono de la gastronomía española, su principal ingrediente es el arroz que va acompañado de gran variedad de alimentos. La original paella valenciana se compone, además del arroz, de verduras como el tomate, las judías verdes y las habas, y de carnes como el pollo y el conejo. Además se le añade azafrán que le da ese color tan característico y, en algunos casos, pimentón. Otras variedades populares son la paella mixta y la de marisco.

Tortilla de patatas:

tortilla-patatas-2

Qué decir que se trata de uno de los platos clásicos de la gastronomía española cuyo origen se remota al siglo XVI, cuando los aztecas las preparaban y vendian en los mercados. Su preparación más tradicional consiste en freir las patatas en aceite de oliva o de girasol (según se quieras potenciar el sabor), escurrir bien y dejarlas remojar en huevo batido durante un tiempo. Se frie por ambos lados y listo hasta conseguir la textura deseada. Aunque los huevos y las patatas son los ingredientes principales, la cebolla también cobra su protagonismo pues le da un sabor caracteristico.

Pulpo a la gallega:

maxresdefault (1)

Como bien indica su nombre es un plato típico de Galicia. Aunque su consumo se extiende ya a nivel mundial. Su preparación no es dificultosa pero debemos estar atentos al primer paso e más importante: el tiempo de cocción del pulpo. Hay que evitar que quede demasiado blando, es preferible que quede terso y ha de servirse caliente a poder ser en un plato de madera. Se le aliña con pimentón (dulce o picante) y granos de sal gorda así como un buen chorro de un buen aceite de oliva. Si queremos podemos acompañarlo de “cachelos”, patatas cocidas.

Melón con jamón:

melón-con-jamón1

Es el plato más sencillo de preparar ya que apenas requiere elaboración. Tan solo necesitamos dos ingredientes: melón y jamón. El secreto que hace una exquisitez a este plato es el contraste de sabores: el dulce de la fruta y el salado del embutido. Lo ideal servir el melón frío.

Ensalada mixta:

maxresdefault

Entre la variadisima cantidad de ensaladas que existen el la actualidad (de pasta, césar, rusa), la ensalada mixta es, seguramente, la más popular y consumida durante el verano. Aunque hay multitud de variantes, los ingredientes básicos son: lechuga, tomate, cebolla, espárragos, huevo duro y aceitunas. Además de los ingredientes, el aliño es fundamental para que resulte sabrosa, un buen aceite de oliva, vinagre y sal.

Salmorejo:

gazpacho 4

Muchas veces confundido con el gazpacho, el salmorejo es una crema fría que suele servirse como primer plato. Córdoba es la cuna de este plato cuyo consumo se ha extendido a todo el país y más allá de nuestras fronteras. Su ingrediente principal es la miga de pan junto al tomate, que le da ese color tan característico.

Escalibada:

escalibada

Un plato típico de la Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón y, sobre todo de Cataluña, de donde proviene su nombre, del verbo catalán “escalivar” (asar al rescoldo). La escalibada es un plato muy sano ya que todos sus ingredientes son verduras: berenjena, pimiento, cebolla y tomate. Éstas se asan, al horno o a la parrilla, hasta que estén cocidas. Se dejan enfriar, se pelan y se les quitan las pepitas. A la hora de servir, se cortan en largas tiras y se aliñan con aceite de oliva y sal.

Salpicón de marisco:

Salpicón-de-marisco

Uno de los platos estrella de la cocina mediterranea por su caracteristico sabor a mar. Como su propio nombre indica, el ingrediente básico es el marisco, aunque existe un sinfin de variedades pero manteniendo siempre la misma esencia. Los mejillones, las gambas y el pulpo son los protagonistas de este plato, que van acompañados de pimiento verde, rojo, tomate y cebolla bien troceados. El toque final es el aliño, aceite de oliva, vinagre y una pizca de sal.

Y para terminar…

Macedonia de frutas:

Macedonia-de-frutasTambien se la conoce ensalada de frutas, su consumo se dispara en verano. No existe una receta a seguir ya que se eligen las frutas según el mercado o gustos. Lo normal es que se opte por frutas de verano como la sandía, el melón, las fresas o el melocotón. Se corta en trozos pequeños y la mezcla la aderezamos con azúcar, licor o zumo de frutas. Un postre fresco y sano para acabar con buen sabor de boca.

Pues espero que os sirva de ayuda.

 

 

 

 

 

¿Qué es el níspero? Propiedades y receta Mermelada de nísperos.

NISPEROS DE MESA EN MESA REVISTA GASTRONOMICA

EL NÍSPERO…

¿Qué es el níspero?

El Níspero (Eriobotrya japonica) es el fruto comestible de un árbol frutal originario de China.

Pertenece a la familia de las Rosáceas, la misma a la que pertenecen otros frutos como la manzana, la pera o las cerezas.

El valor medicinal del níspero se conoce desde tiempos de Dioscórides, pues los griegos ya consumían este alimento.

Se utilizaba por sus propiedades depurativas, diuréticas, antidiabéticas, para la piel, para la gastritis y para el dolor de garganta.

Depuración de primavera: El níspero es un fruto de primavera con propiedades depurativas. Como todos los frutos de esa temporada, posee cualidades diuréticas y beneficiosas para todo el organismo, especialmente para el hígado

Protector del hígado: Estudios científicos han observado beneficios de este fruto para el hígado. Además de ser uno de los frutos con más riqueza en carotenos, el níspero también contiene sustancias protectoras del hígado como flavonoides, ácido ursólico y vitaminas. En una investigación se observó que mejora la función hepática, ayuda a tratar el hígado graso y la fibrosis. Por sus características y composición, es un alimento adecuado en enfermedades del hígado, como la cirrosis, el hígado graso y hepatitis.

Ayuda a reducir el colesterol y a bajar de peso. Destaca el alto contenido en potasio del níspero que junto con la vitamina C y sus flavonoides, lo hacen un alimento diurético para tratar la retención de líquidos.

Es una fruta con pocas calorías. Un níspero es un fruto pequeño que contiene tan sólo 40 calorías (kcal), es decir, 3 veces menos que una manzana (120 calorías) o 4 veces menos que una naranja grande (160 calorías). Por sus propiedades, es muy indicado en planes de adelgazamiento, y para la menopausia.

Debido a que es un fruto con muy bajo contenido en azúcares, rico en fibra y sin grasas, el níspero es uno de los frutos con menor contenido en calorías. Resulta un alimento saciante, además de saludable por su riqueza en betacaroteno. Ayuda a seguir un menú saludable y bajo en calorías, además de contribuir al bienestar del organismo.

Propiedades del níspero para el aparato digestivo.

Gastritis: Debido a su alto contenido en carotenos y a sus componentes astringentes, los nísperos son un fruto saludable que protege las mucosas digestivas y ayuda a tratar la gastritis, acidez de estómago, úlcera de estómago o duodeno, etc.

Diarrea: Es uno de los mejores alimentos sólidos para introducir después del ayuno cuando se produce diarrea, vómitos, gastroenteritis, colitis o descomposición ( en primavera).

Estreñimiento: Una dieta rica en verduras y frutas, como el níspero, aporta fibra soluble que ayuda a regular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento, por su efecto ligeramente laxante.

Diabetes: Es adecuado para la dieta del diabético, tanto por sus propiedades nutricionales como medicinales. Contiene sustancias hipoglucemiantes, como glucósidos sesquiterpénicos y triterpenos, que ayudan a reducir los niveles de azúcar en sangre.

Un fruto expectorante. Bronquitis: El extracto de hojas de níspero ( Eriobotrya japonica) se utilizan para tratar estados de gripe, la tos persistente, esputos y congestión bronquial. Contiene ácido ursólico y triterpenos, que median la inflamación de los bronquios y se ha utilizado en el tratamiento de la bronquitis crónica.

Cuidado de la piel: Por ser muy ricos en carotenos y vitaminas antioxidantes, los nísperos previenen el envejecimiento de la piel y mucosas del organismo. Tomar nísperos en nuestra dieta nos ayudará a hidratarnos y a tener una piel con mejor aspecto, así como estimular de forma natural nuestras defensas. Estudios científicos avalan el poder antienvejecimiento (anti-edad) del níspero.

Y vamos allá con la receta.

MERMELADA DE NISPERO DE MESA EN MESA REVISTA GASTRONOMICA

Mermelada de nísperos.

Ingredientes:

1kg 400 gramos de nísperos de frutos que han supuesto 750 gramos una vez limpios.

500 – 650 gramos de azúcar.

el zumo de 1 limón.

Preparación:

Lavamos los nísperos y quitamos las pieles exteriores tirando desde la parte del “rabito” hacia abajo, abrimos, y deshuesamos. Quitamos también una membrana blanca que tienen en el interior. Todo sale muy fácil.

A medida que vamos limpiando vamos añadiendo un poco de zumo de limón para que no se oxiden demasiado.

Si te gustan los trocitos de fruta en la mermelada, corta la fruta un poco más, sino los cortamos en trozos más grandes y los pasamos por la batidora.

Mientras tanto esterilizamos los botes donde vayamos a envasarlos, teniéndolos 10 mts. en agua hirviendo, y procurando que no queden burbujas de aire en el interior.

Sacamos los botes, y dejamos secar boca abajo.

Ahora, ponemos la fruta en una olla junto con el azúcar y el zumo de limón, dejamos reposar un buen rato para que el azúcar se disuelva un poco, y llevamos a ebullición a fuego moderado. Dejamos unos 30-40 mts. a fuego lento y removiendo asiduamente para evitar que el azúcar se cristalice.

Comprobamos que la fruta esté blandita, y pasamos por la batidora si no nos gustan los trozos.

Rellenamos los botes en caliente, tapamos herméticamente y damos la vuelta hasta que se enfríen por completo ( los dejamos toda la noche), para conseguir que se haga el vacío, y que se conserven así durante meses.

Y esto es todo por hoy…

fin-texto

 

Pan Bao relleno de Rabo de Toro al vino tinto con Champiñones portobello por Sergio Benito.

Hoy tenemos el placer de contar con Sergio Benito, chef, oficial de pastelería y panadería, amante de la cocina sana, rica y natural, de los sabores de siempre adaptados al S.XXI, Editor y propietario del blog www.Sergiorecetas.com y FreeLancer dedicado a los servicios de Chef a domicilio en la Comunidad de Madrid es una persona entusiasta, optimista y buen comunicador, dedicada en cuerpo y alma a lo que considera su vida, su hobbie y su pasión:

La buena comida en la mejor compañía”

sin engaños, sin vender humo y sin adulterar su producto, un artesano gastronómico que parte de cero en todas sus elaboraciones para conseguir llegar a los más exigentes paladares.

sergio benito

Comenzó su andadura profesional allá por el año 1997 aunque de toda la vida ha estado entre fogones, barras de bar y cocinas de restaurante ya que su familia ha gestionado siempre restaurantes, quizás por eso le toco la fibra sensible y a la primera oportunidad que le dieron para profesionalizar su pasión y su curiosidad no se lo pensó demasiado.

En una panadería/pastelería de un barrio de Fuenlabrada (Madrid) comenzó su amor por las masas, los panes, la bollería, los pasteles y todo cuanto pudiera descubrir ya que era un mundo de posibilidades que se abrían ante él generando aún más ganas de aprender. Y precisamente esas ansias de seguir aprendiendo fueron las que le llevaron por hoteles y restaurantes de toda España y de Europa, nunca se ha tenido por cobarde y no ha dudado ni un instante en abandonar aquellos puestos que, aun asegurándole una estabilidad vital, no le aportaban nada profesionalmente.

Una persona totalmente amante de su profesión no puede ver como su carrera se estanca laboralmente a cambio de una jornada fijada, unas vacaciones pagadas y un sueldo fijo a final de mes pues la vida hay que disfrutarla y vivirla intensamente apostando siempre por lo que uno lleva dentro, esa pasión tarde o temprano será recompensada y mientras tanto nos hará crecer como personas, como profesionales y como amantes del producto que tratamos”.

Actualmente cuenta con una empresa de Chef a Domicilio donde a golpe de trabajo duro, esfuerzo y tesón quiere hacer llegar este tipo de servicio al gran público orientado casi siempre a la restauración clásica, un servicio que comprende no solo el momento de disfrutar de tan amados manjares creados por este Chef madrileño si no que va mucho más allá ya que el cliente no tiene que hacer absolutamente nada más que disfrutar ya que la experiencia de nuestro Chef y su pasión culinaria se encargan de la elección personal de los mejores ingredientes para los platos a elaborar, el correcto transporte y las técnicas correctas para conseguir desde la nada, unas delicias culinarias que no engañan ni enmascaran el sabor de la tradición ni el producto, llegando a elaborar verdaderas obras de arte culinarias si necesidad de químicos.

En definitiva, estamos ante una persona íntegra, pasional y amante de su trabajo a la que considera su vida. Un chef que nos hará disfrutar transmitiéndonos en cada plato una parte de su alma sin más, sin cortapisas, al natural.

Recordar que podéis seguir su trabajo en:

www.sergiorecetas.com

En Facebook: @sergiobenitorecetas

En Youtube: Sergio Benito Hernández

En Instagram: SergioBenito1

Pan Bao relleno de Rabo de Toro al vino tinto con Champiñones portobello

pan bao relleno de rabo de toro al vino tinto

Introducción:

Ya sé que los panes bao son cosa del 2016 pero ¿y qué? Es que están tan buenos y me resultan tan perfectos como base para sustentar y realzar sus rellenos, que pueden ser de lo más variados, desde pescados en salsa, verduras, mariscos e, incluso, como os propongo en esta receta, con carne, una suculenta y estupenda carne de rabo de toro estofado que vamos a hacer a baja temperatura en el horno y que será la base del relleno de nuestros delicados y deliciosos panecillos.

No te lo puedes perder por nada del mundo

Ingredientes para 8 Raciones:

Para los panes:

  • 250gr de Harina de fuerza
  • 20gr de Azúcar
  • 50gr de agua
  • 90gr de leche entera
  • 24gr de aceite de girasol
  • 2gr de sal
  • 12gr de levadura fresca
  • 4gr de levadura en polvo para bizcochos

 

Para el Rabo de Toro:

 

  • 1,5kg de rabo de toro
  • 300gr de champiñón portobello
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 zanahorias
  • ½ pimiento rojo
  • 1 pimiento verde italiano
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Romero fresco
  • 2 hojas de laurel
  • 2,5l de vino tinto
  • Harina de trigo
  • 2 Guindillas frescas (opcional)
  • Cilantro fresco

 

Elaboración:

De los panes Bao:

pan bao receta

  1. Lo primero de todo será preparar la vaporera para que nos comience a dar calorcito y nos aporte húmeda en la cocina que también ayudará a los panes a levar. También aprovecharemos este paso para cortar unos cuadrados de papel de hornear para más tarde usarlos al doblar la masa y para evitar que se pegue esta al meterlos en la vaporera.
  2. Mezclamos todos los ingredientes en un bol y comenzamos a amasar hasta que comience a despertarse el gluten y nos dé una masa fina, elástica y homogénea que dejaremos reposar una media hora.
  3. Una vez que la masa haya reposado la dividiremos en porciones de unos 45gr cada una y formaremos bolitas como las de la imagen y las dejaremos reposar unos 10 minutos tapadas con un paño limpio y húmedo para evitar que se sequen y para que se relajen y sean más fácil de estirar.
  4. Una vez haya vuelto a reposar la masa y, con ayuda de un rodillo, iremos estirando las bolitas de masa hasta obtener un disco de unos 5cm de radio aprox.
  5. Con los papeles que habíamos cortado antes los ponemos en los discos de masa y doblamos estos a la mitad sobre sí mismos como en la imagen y los dejamos reposar una media hora tapados con un paño húmedo mientras levan.
  6. Una vez que hayan doblado su tamaño los iremos poniendo en la vaporera sobre un papel de horno antiadherente para que no se peguen al recipiente y los tapamos y dejamos cocinarse unos 8-10 minutos. Los sacamos a una bandeja amplia con papel de horno y los vamos tapando con un paño húmedo. Cuando estén todos ya los tendremos listos para consumir y los podemos guardar tapados con film transparente.

 

Del Rabo de Toro:

cocido para pan bao

Ponemos una olla a fuego medio-alto con un par de dedos de aceite de oliva.

  1. Precalentamos el horno a 150ºC.
  2. Salpimentamos la carne y la pasamos por la harina. La vamos sellando en el aceite caliente por todos lados. Cuando estén bien sellados los trozos los iremos sacando a una fuente con papel de cocina.
  3. En el aceite donde hemos sellado la carne añadiremos las guindillas enteras, los ajos aplastados, la cebolla cortada grande en dados, las zanahorias en rodajas y los pimientos en cubitos grandes también. Sofreímos todo el conjunto hasta que comience a tomar color.
  4. Cuando el sofrito de verduras tengo un tono dorado oscuro añadiremos la carne que habíamos sellado con anterioridad, la mezclaremos bien con el fondo de verduras y cubriremos con el vino tinto (sólo vino tinto) añadiremos la ramita de romero fresco y las hojas de laurel, llevamos a ebullición y en ese momento metemos con la tapa para que se genere vapor y presión la olla al horno durante unas 3 horas a la temperatura marcada con anterioridad.
  5. Pasadas las 3 horas comprobaremos que la carne se deshace y se separa del hueso sin problemas en este momento sacaremos la carne de la salsa y esta la trituraremos habiendo retirado antes las hojas de laurel y el romero. La trituramos, colamos y reservamos.
  6. La carne la separamos del hueso y la reservamos también.
  7. Cuando queramos preparar nuestros panecillos pondremos una sartén a fuego fuerte con un chorrito de aceite de oliva virgen, añadiremos los champiñones limpios y cortados en cuartos y dejaremos que se cocinen un par de minutos salteándolos, cuando estén casi hechos añadiremos unas cucharadas de la salsa y un poco de la carne, dejaremos que se reduzca bastante la salsa para que no gotee al comerlo pero que sí que esté jugoso.
  8. Rellenamos con esta farsa los panecillos y espolvoreamos si se desea con cilantro fresco recién picado, aunque admite cebollino también.

panbaorellanoderabodetorroUna gozada de plato con la que espero disfrutéis y apreciéis los sabores de la tierra clásicos adaptados a las nuevas tendencias y formas de comer.

Notas:

  • Los panes se pueden tener hechos de un día para otro sin problemas.
  • La carne del rabo se puede tener hasta con 5 días de antelación y si nos sobra la podemos congelar en porciones individuales.
  • Para presentarlos también le va las semillas de sésamo.

Esta receta y muchas más las podéis encontrar en:

http://www.sergiorecetas.com

 

Historia y receta de un postre típico de Cuaresma, la Torrija.

Historia y receta de LA TORRIJA.

La torrija (en Cantabria, torreja o tostada) es un dulce de origen europeo, de larga tradición en España. Consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es es empapada en leche o vino y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en una sartén con aceite. Se endulza con miel, melaza o azúcar y es aromatizada con canela. Su consumo es típico de la Cuaresma y de la Semana Santa.

torrijas de mesa enmesa revista gastronomicas

La primera referencia conocida a un producto parecido está la obra de Apicio. Él compiló una colección de recetas latinas que data de los siglos IV o V. El recetario menciona que la rebanada de pan debe sumergirse en leche, sin mencionar el huevo, y no le da un nombre especial. Se limita a llamarla aliter dulcia (otro plato dulce).

El pan migado en leche y endulzado fue conocido ampliamente en la Europa medieval bajo los nombres de suppe dorate, soupes yn dorye, toastées dorées o pain perdu en Francia, que dio payn purdy (pan perdido) en el Reino Unido. Martino da Como escribió una receta. Este pan jugoso era servido a menudo con aves de caza y otras carnes. La palabra soup o suppe en los nombres citados se refiere a que ha sido sumergida en un líquido, una “sopa”.

Ya en el siglo XIV, el recetario Le viandier de Taillevent presentaba la receta de las tostadas doradas (tostées dorées), que se bañaban en yema de huevo batido antes de pasarlas por la sartén y espolvorearlas con azúcar.

En España, la torrija o torreja aparece ya documentada en el siglo XV, citada por Juan del Encina: miel y muchos huevos para hacer torrejas, al parecer como plato indicado para la recuperación de parturientas. Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607) y Arte de Cozina, pastelería, vizcochería y conservería de Francisco Martínez Motiño (1611). La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino (chatos).

Su asociación a la Cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento del pan sobrante, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad.

Existen múltiples variantes, comenzando por el pan, que puede ser pan corriente del día anterior una masa preparada especialmente para ello.

Se puede echar un trozo de cáscara de limón en el aceite de oliva de la sartén para aromatizarlo, aunque no es esencial, porque, aunque existen una serie de características comunes, cada cocinero le añade su propio toque a sus torrijas, como sucede con todos los platos.

La especia imprescindible es la canela, aunque a veces se le añade también clavo. Aunque es menos habitual, también se les puede añadir al final nata o crema pastelera.

Más recientemente se han elaborado variantes vegetarianas que sustituyen la leche de vaca por leche de soja y los huevos por harinas de garbanzo, soja u otras leguminosas.

Y vamos allá con la receta de unas ricas torrijas.

Torrijas Caseras.

Ingredientes para 2 personas:

1 trozo de pan del día anterior.

¼ litro de leche.

2 huevos.

2 cucharadas de harina.

1 limón.

1 rama de canela.

½ vaso de aceite de oliva.

1 cucharada de azúcar.

¼ de cucharadita de canela en polvo.

Preparación:

Ponemos la leche en un cazo. Limpiamos el limón, y con un cuchillo cortamos un trozo de corteza (sin la parte blanca) y lo añadimos. La canela en rama ( si es muy grande la cortamos por la mitad).

Ponemos a cocer a fuego suave durante 5 minutos aproximadamente. La pasamos a una fuente y dejamos que se temple.

Cortamos el pan en rodajas y las colocamos en un bol, fuente o plato. Con un cazo, vertemos la leche encima y dejamos que se empapen bien (10 minutos). Ponemos la harina en un plato. Cascamos los huevos en un cuenco y los batimos bien.

Escurrimos un poco (con la mano) las rodajas de pan, las pasamos por harina y huevo.

Calentamos la sartén con el aceite y freímos las torrijas, 1 minuto de cada lado, hasta que se doren. Las retiramos a un plato con papel absorbente para que escurran el aceite.

Mezclamos el azúcar y la canela en polvo y las espolvoreamos.

Consejo:

Cuando vayas a preparar este plato tienes que preverlo la víspera y comprar algo más de pan. Si usas pan del día será fácil que se te rompa cuando lo pongas a remojar.

Buen provecho…

VÍDEO

Torrijas de Leche | Postres fáciles para Semana Santa

fin-texto

Historia y receta de LA MONA DE PASCUA.

LA MONA DE PASCUA…

La mona de Pascua es un alimento típico de la repostería española. Se prepara tradicionalmente en las regiones murciana, valenciana, catalana, aragonesa y castellano-manchega.

Se sirve un alimento similar, denominado roscón o “rosco” de Pascua, en tales en Galicia, llamado hornazo en Jaén y en Asturias se denomina peragata o “bolla”.

Hoy en día puede encontrarse con ligeras variaciones en todo el país. Es una torta de la Pascua cuya degustación simboliza que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado.

El nombre proviene de la munna o mouna, término árabe que significa <<provisión de la boca>>, regalo que los musulmanes hacían a sus señores. La mona es un postre de gran tradición en todo el Mediterráneo. Este dulce posee fama en Murcia y está asociado a las fiestas de Semana Santa, aunque se puede encontrar durante todo el año en las diferentes confiterías de la capital murciana. El pueblo que también fabrica este producto alimenticio es Alberique, en la provincia de Valencia, aunque también puede encontrarse por los pueblos cercanos donde se consume durante todo el año. Sin embargo en la mayor parte de la Comunidad Valencian su consumo está más restringido a Pascua. En las Islas Baleares y en Cataluña se come solamente el día de Pascua.

En la Comunidad Valenciana existen diversas variedades, siendo la que se consume durante todo el año conocida como panquemado, toña o fogaseta. La que se consume durante las fiestas de Pascua es un pastelito elaborado con la misma masa que el panquemado que lleva uno o varios huevos (dependiendo del tamaño) con la cáscara pintada (huevos de Pascua). Estos huevos son introducidos como elemento decorativo aunque también ayudan a dar forma al dulce. Las formas son muy diversas aunque suelen ser la de algún animal como una serpiente, lagartija o mono. Finalmente, está recubierta por anisetes de colores.

En Cataluña y Baleares la mona ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, y hoy en día conviven diferentes tipos de monas tradicionales. La más antigua es como la tradicional valenciana, que en algunos casos puede tener forma de corona o en otros de punto. Otra mona tradicional mantiene los huevos cocidos, que suelen pintarse de colores, pero la base se hace de bizcocho y se rellena de crema y de chocolate o mermelada, se cubre de crema catalana quemada en la superficie horizontal y de almendras en los lados. Con el tiempo se van adornando cada vez más de plumas de colores, de pollitos y de grageas de chocolate cubiertas de glasa de colores. En Menorca suelen estar, además, cubiertas de merengue. Poco a poco, los huevos de gallina se han ido sustituyendo aunque aún son muy populares también por huevos de chocolate. Más adelante, los adornos de chocolate toman cada vez más importancia y, actualmente, algunas monas hechas por maestros pasteleros son esculturas, que pueden alcanzar grandes dimensiones, hechas únicamente con chocolate negro.

La mona se suele consumir durante la merienda de los días de pascua florida (Semana Santa) acompañada de longaniza de Pascua, siendo costumbre cascar el huevo en la frente de otra persona. También es posible acompañarla de chocolate. Es tradición ir de excursión al campo a pasar la tarde comiendo la mona.

Tradicionalmente el padrino regala la mona a su ahijado el Domingo de Pascua, después de misa. El lunes de Pascua es tradición que se reunan las familias y se vayan a comer la mona juntos a algún lugar, es un festín en el que no faltan las chuletas de cordero, conejo a la brasa, la paella y, sobre todo, el vino.

Y hoy nos olvidamos de las propiedades y de la dieta…

1280px-Mona_de_Pascua-MadReceta de mona de Pascua.

Ingredientes para 6 monas:

500 gramos de harina.

1 sobre de levadura seca (25 gramos).

¼ litro de leche templada.

100 gramos de mantequilla fundida.

80 gramos de azúcar.

1 huevo.

1 pizca de sal.

Para pintar la masa:

1 yema de huevo.

1 cucharada de leche.

Para la decoración:

anisetes de colores, bolitas de chocolate, pasas, cerezas para decorar, almendras laminadas…

huevos cocidos pintados con colorante alimentario o huevos de chocolate.

Preparación:

Ponemos la harina en un bol. Añadimos la levadura seca y lo mezclamos todo bien con un tenedor. Añadimos el resto de ingredientes: la mantequilla (previamente la hemos derretido en el microondas), la leche, el azúcar, el huevo y una pizca de sal. Lo batimos todo bien con la batidora y le damos forma redonda a la masa con las manos, quedándonos la masa como si hiciéramos pan.

Cubrimos el bol con un paño y lo ponemos en el horno durante unos 20-30 minutos a una temperatura máxima de 50 grados, dejando la puerta del horno entreabierta con una cuchara de madera, hasta que veamos que la masa haya levado, es decir, que haya aumentado su volumen visiblemente. También la podemos calentar en el microondas cubriéndo el bol con un paño húmedo a 80-90 watios durante unos 8 minutos.

Mientras la masa crece, cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal. Una vez la masa ha levado, la dividimos en 4 o 5 partes dependiendo de la cantidad de “monas” que queráis hacer y el tamaño. Aquí tenemos que dejar volar nuestra imaginación para darle forma a la masa con las figuras que queramos.

Las ponemos otros 10 minutos al horno a máximo 50 grados, para que siga creciendo la masa. Una vez tenemos nuestras figuras listas, mezclamos una yema de huevo con una cucharada de leche y pintamos las monas con esta mezcla, para que se doren en el horno. Añadimos la decoración que se nos ocurra para acabar nuestras figuras.

Con las figuras ya listas y decoradas, las ponemos en el horno precalentado a 200ºC durante unos 15-30 minutos, hasta que veamos que están listas y que ha cogido un color adecuado.

Las sacamos del horno, las dejamos enfriar, le ponemos los huevos pintados o de chocolate como decoración y ya tenemos nuestras monas de Pascua listas para comer.

Buen provecho…

OTRA RECETA EN VÍDEO Receta de mona de pascua Valenciana | Mona tradicional | Mona de pascua casera.

fin-texto

Sargo. Beneficios, propiedades, receta

Sargo

También llamado Mojarra, Vidriada, Verada, Variada, Muxarra, Muxar arrunta, Muxkarra. Es un pescado azul y de agua salada. Suelen vivir cerca de la costa, entre rocas y en los arenales del fondo. Habita desde menos de un metro de profundidad hasta más de cincuenta, aunque lo más normal es que lo haga desde los dos a los veinte metros donde la luz es abundante y hay gran cantidad de nutrientes.

Se alimentan de moluscos, crustáceos, equinodermos y también comen anélidos como el gusano de rosca, el de serrín o el de fango. Manifiestan una marcada preferencia por los mejillones, los erizos de mar y los percebes.

Su cuerpo es ovalado y comprimido lateralmente. El color es gris plateado, blanco en la zona ventral y en los costados presentan entre 8 y 12 bandas verticales negras, además de una mancha negra muy marcada en el pedúnculo caudal.

Su temporada óptima de pesca comprende los meses de Septiembre a Marzo.

Su talla máxima descrita es 45 cm con un peso máximo de 2kg. Se distribuyen por toda la costa este del Océano Atlántico hasta Sudáfrica, así como por todo el mar Mediterráneo y el mar Negro.

En España, la talla mínima legal para poder pescarlos en el Mediterráneo es de 15 cm y en Canarias de 22 cm. Son difíciles de capturar, siendo muy buscado por los pescadores deportivos para pescarlo con caña entre las rocas costeras.

En cuanto al aspecto nutricional, el sargo es un alimento con un alto contenido en selenio, vitamina B12, ácidos grasos poliinsaturados, fósforo, vitamina B3, proteínas, agua, colesterol y potasio.

Selenio: Refuerza la protección contra enfermedades cardiovasculares a la vez que estimula el sistema inmunológico. El carácter antioxidante del selenio, retarda el proceso de envejecimiento celular, a la vez que le confieren propiedades preventivas contra el cáncer. La acción de este nutriente guarda relación de la vitamina E.

Vitamina B12 (o cobalamina). Es beneficiosa por las funciones del sistema nervioso, corazón y cerebro. Favorece el mantenimiento de la envoltura de mielina de las células nerviosas y participa en la síntesis de neurotransmisores. Además, es necesaria para la conversión de ácidos grasos en energía, y ayuda a mantener la reserva energética de los músculos a la vez que colabora para un buen funcionamiento del sistema inmunitario. La presencia de esta vitamina en nuestro organismo está íntimamente relacionada a la de la vitamina B9, siendo necesaria para el metabolismo del ácido fólico. Al igual que éste, la cobalamina interviene en la formación de glóbulos rojos y la síntesis de ADN, ARN y proteínas.

Ácidos grasos: Son fuente de energía y ayudan a regular la temperatura corporal, a envolver y proteger órganos vitales como el corazón y los riñones, y a transportar las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) facilitando así su absorción. La grasa resulta imprescindible para la formación de determinadas hormonas y suministra ácidos grasos esenciales que el organismo no puede sintetizar y que ha de obtener necesariamente de la alimentación diaria. A pesar de ello, conviene controlar la ingesta de alimentos ricos en grasa puesto que el cuerpo almacena la que no necesita, lo que ocasiona incrementos de peso indeseados y subidas de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Fósforo: Contribuye a la mejora de determinadas funciones de nuestro organismo como la formación y desarrollo de huesos y dientes, la secreción de leche materna, la división y metabolismo celular o la formación de tejidos musculares. La presencia de fósforo (en forma de fosfolípidos) en las membranas celulares del cerebro es fundamental, favoreciendo la comunicación entre sus células, mejorando de esta manera el rendimiento intelectual y la memoria.

Vitamina B3 (o niacina): Interviene en el proceso de transformación de energía a partir de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y contribuye a relajar los vasos sanguíneos dotándolos de elasticidad, a estabilizar los niveles de glucosa y ácidos grasos en la sangre, y a reducir el colesterol secretado por el hígado. Junto con otras vitaminas del complejo B, la niacina ayuda a mantener sanas piel y mucosas digestivas, además de colaborar en el buen estado del sistema nervioso.

Proteínas: Colaboran con el adecuado crecimiento y desarrollo del organismo, favoreciendo las funciones estructural, inmunológica, enzimática (acelerando las reacciones químicas), homeostática (colaborando al mantenimiento del pH) y protectora-defensiva.

Agua: Favorece la hidratación de nuestro organismo, al que debemos abastecer, incluyendo el consumo a través de los alimentos, con una cantidad de agua que oscila entre los 2,7 y los 3,7 litros, dependiendo de la constitución, de la actividad física desarrollada, o de estados como el embarazo, la lactancia, enfermedad o exposición a fuentes de calor, circunstancias estas últimas donde las necesidades de consumo aumentan.

Colesterol: Requerido tanto en tejidos corporales hígado, médula espinal, páncreas y cerebro, como el plasma sanguíneo, siendo esencial para crear la membrana plasmática que regula la entrada y salida de sustancias a través de las células. Una dieta con una elevada proporción de grasas saturadas, elevará los niveles de colesterol en la sangre y conllevará un mayor riesgo de padecer aterosclerosis (estrechamiento de las arterias por la acumulación de lípidos en sus paredes) y otras enfermedades cardiovasculares.

Potasio: Junto con el sodio, se encarga de regular el balance ácido-base y la concentración de agua en sangre y tejidos. Las concentraciones de estos dos elementos en el interior y exterior de las células de nuestro organismo, generan un potencial eléctrico que propicia las contracciones musculares y el impulso nervioso, con especial relevancia en la actividad cardíaca.

El resto de nutrientes presentes en menor medida en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: vitamina B6, magnesio, yodo, calorías, grasa, vitamina B, hierro, vitamina B2, sodio, calcio, cinc, vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados, retinol, vitamina A, ácidos grasos saturados, vitamina B9 e hidratos de carbono.

Y vamos con la receta de hoy…

sargo al horno de mesa en mesa revista gastronomica

Sargo al horno.

Ingredientes:

1 sargo de ración por persona.

pimiento rojo.

pimiento verde.

1 tomate maduro.

cebolla.

patatas.

vino blanco.

aceite de oliva.

sal y perejil picado (mejor seco).

Preparación:

En una bandeja de horno echamos un poco de aceite de oliva y sofreímos la cebolla y los pimientos cortados en láminas.

Añadimos el tomate cortado en rodajas y la ½ copa de vino blanco, sofreímos bien.

Turno de las patatas cortadas en rodajas finas. Las sofreímos al menos durante 5 minutos para que las patatas se hagan y así se hagan antes en el horno. Echamos un poco de sal.

Calentamos el horno a 180º.  Colocamos el pescado encima de las patatas y echamos un poco de agua para cubrir las patatas. Le echamos un poco de sal por encima al pescado.

Metemos al horno durante 20-25 minutos, según el horno y según el peso del pescado, a media cocción echamos un poco de salsa de la cocción por encima.

Emplatamos y le echamos el perejil picado por encima.

Buen provecho…

fin-texto

 

El Repollo: beneficios y receta de rollitos y carne.

repollo-de-mesa-en-mesa-revista-gastronomica

El repollo, col repollo o col cerrada, es una planta comestible de la familia de las Brasicáceas, y una herbácea bienal, cultivada como anual, cuyas hojas lisas forman un característico cogollo compacto.

También se le conoce como repollo blanco por su característico color verde pálido, para diferenciarla de la lombarda que se le conoce como repollo morado.

Las diferentes variedades se obtuvieron a partir de la especie silvestre, conocida desde hace siglos, mediante cruces y selección para adaptarlas a diferentes condiciones climáticas,

Existen dos variedades principales de repollos: las tempranas y las tardías. Las tempranas maduran en 50 días aproximadamente. Producen cogollos pequeños y se destinan al consumo inmediato ya que no resisten el almacenamiento. Las tardías, que maduran a los 80 días, producen cogollos mucho mayores y se destinan a la provisión invernal.

Los repollos son originarios de las zonas costeras de Europa central y meridional, aunque en la actualidad se producen en todos los países. Los egipcios ya las cultivaban en el año 2500 a.C. y, algunos siglos más tarde, también los griegos y los romanos, quienes atribuían a estas hortalizas la propiedad de favorecer la digestión y de atenuar las consecuencias negativas de la ingesta de alcohol.

Los repollos se encuentran en su mejor momento en los mese de invierno, aunque podemos disponer de ellos durante todo el año.

El repollo es una hortaliza con un valor energético bajo, que supone aproximadamente 23,5 kcal/100 gr. Como es habitual en las hortalizas, el componente mayoritario del repollo es el agua, que puede llegar al 92%. Su contenido en hidratos de carbono es escaso (4,3%), siendo destacable su contenido en fibra (2,0%). Contiene proteínas en un 1,4% y cantidades inapreciables de grasa.

Minerales, de su contenido mineral destacaremos el potasio por ser el que se encuentra en mayor proporción. Pero además podemos citar otros minerales que se encuentran en cantidades muy importantes, y que son vitales para el correcto funcionamiento del organismo: hierro, magnesio, calcio, cinc y fósforo. No sólo el repollo contiene minerales de gran importancia, sino que apenas es perceptible el sodio en su composición.

Vitaminas, en cuanto al aporte de vitaminas, destaca el elevado contenido en vitamina C sobre el resto de componentes vitamínicos. Pero además, en esta hortaliza tienen gran importancia los folatos y la vitamina A.

Como he dicho antes, el consumo de repollo está extendido por todo el mundo, siendo conocido, además, por ciertos efectos beneficiosos sobre la salud de los que destaco:

Afecciones digestivas: el repollo contiene vitaminas y minerales que son favorables para el correcto funcionamiento del aparato digestivo. Si bien es cierto que puede resulta algo indigesto crudo, cocido mejora las digestiones pesadas. Además. debido a su contenido en fibra, actúa como normalizador del tránsito intestinal, por lo que se indica en casos de estreñimiento y colitis.

Cardiosaludable: este efecto se debe a la escasa presencia de sodio y grasas y a la elevada presencia de potasio. Por lo que se recomienda en caso de cardiopatía, hipertensión y arteriosclerosis.

Obesidad y diabetes; el repollo produce una importante sensación de saciedad, aunque apenas aporte 23 kcal/100 gr y tiene una proporción muy baja de hidratos de carbono, por lo que es ideal para obesos y diabéticos.

Anticancerígeno: el repollo, al igual que el resto de las crucíferas, se encuentran en estudio, ya que se ha relacionado su consumo con cierta acción anticancerigeno. Así se recomienda su consumo en aquellas personas que tengan mayor riesgo de desarrollar cáncer, personas en tratamiento, etc..

saquitos-repollo-de-mesa-en-mesa-revista-gastromica

Y vamos allá con la receta de hoy

Rollitos de Repollo y Carne Estofados.

Ingredientes para 4 personas:

1 repollo.

1 cucharada de salsa inglesa.

3 cucharadas de uvas pasas.

¼ taza de vino blanco

1 cebolla mediana picada.

425 gramos de carne magra picada.

¾ de caldo de carne.

3 cucharadas de tomate troceado.

1 hoja de laurel.

1 zanahoria pequeña picadita.

½ pimiento rojo picadito.

3 dientes de ajo picaditos.

2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación:

En una sartén a temperatura medio-alta echamos dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando se caliente el aceite se incorpora la carne picada y se cocina removiendo constantemente hasta que comience a dorarse, aproximadamente unos 15-20 minutos. Añadimos el ajo, la cebolla, el pimiento y la zanahoria bien picaditos. Incorporar las uvas pasas, la salsa inglesa y salpimentamos. Rehogamos unos 5 minutos, incorporamos el vino blanco, tapamos , bajamos el fuego a medio y cocinamos aproximadamente 15-20 minutos. Retiramos del calor y dejamos enfriar.

Se escaldan las hojas del repollo, retiramos las hojas más duras. Preparamos una olla con agua hirviendo y separamos las hojas que utilizaremos para armar los rollitos (una hoja por rollito más tres o cuatro para el fondo del recipiente donde se cocinaran). Hervimos las hojas hasta que se puedan manipular, aproximadamente 3 minutos cada una. Escurrimos y reservamos, reservamos también el caldo, para en caso necesario, añadir un poco.

Armamos los rollitos: Extendemos una hoja de repollo por el revés. Colocamos en el centro 1 ½ cucharada del guiso de carne, los solapamos primero los lados de la hoja hacia el centro, después la base de la hoja hacia arriba y finalmente la parte superior hacia el centro, formando un cuadrado . Repetimos esta operación con todas las hojas.

Preparamos el caldo, como lo tendremos ya comprado o hecho que esté caliente, y le añadimos el tomate picado y la hoja de laurel. Mezclamos bien y mantenemos caliente.

En la misma sartén que hicimos el guiso de carne con una cucharada de aceite de oliva al fuego, marcamos los rollitos de lado y lado para que cojan un tono tostado.

En la misma sartén colocamos tres o cuatro hojas de repollo de las que nos han sobrado en el fondo, acomodamos encima los rollitos, teniendo cuidado al manipularlos para que no se rompan. Añadimos el caldo y lo cocinamos durante 1 hora aproximadamente, a fuego medio-bajo. Si se necesita más caldo podemos añadir el de cocción del repollo.

Para servir, podemos usar la salsa resultante del guiso reduciéndolo ligeramente a fuego alto o triturarla para que adquiera consistencia.

Y hasta aqui todo por hoy …

fin-texto

 

COMO COMBATIR LA GRIPE, CON ESTOS ALIMENTOS, Y AL ALCANCE DE TODOS…

como-combatir-la-gripe-con-estos-alimentos-de-me-mesa-revista-gastronomicasa-en

COMO COMBATIR LA GRIPE, CON ESTOS ALIMENTOS, Y AL ALCANCE DE TODOS…

LLevamos ya casi un mes de invierno y son muchos los que ya han pasado por un catarro, una gripe o un simple resfriado. Todos sabemos lo incómodo que resulta, y evitarlo muchas veces está a nuestro alcance. Basta cuidar la alimentación para incrementar nuestras defensas y hacernos más fuertes para resistir a cualquier ataque vírico. Ya lo decía Hipócrates en el siglo V a. C. “Que tu alimentación sea tu medicina, y tu medicina, tu alimento”.

La idea es llenar la despensa de alimentos preventivos y así evitar ir a la farmacia en busca de suministro para el armario de los medicamentos.

Os voy a dar una lista de los 12 alimentos que, no pueden faltar en nuestra dieta semanal si queremos terminar el invierno de forma saludable.

1- Calabaza: Es uno de los alimentos más beneficiosos para mejorar nuestras defensas, a la vez que uno de los más olvidados en la lista de la compra. La calabaza tiene una elevada presencia de beta-caroteno que, tras ser absorbido por el organismo, se transforma en vitamina A. Ésta es beneficiosa para el sistema inmune, ya que refuerza las defensas y ayuda a prevenir enfermedades, especialmente del aparato respiratorio. Basta tomar un día a la semana, ya sea en forma de crema, al horno o con arroz, para mejorar las defensas. También es recomendable en caso de resfriados ya que ayuda a eliminar la mucosidad en bronquios, pulmones y garganta.

2- Granada: Es otro de los productos más típicos del invierno, pero a veces nos olvidamos de tomarlo por la pereza que supone pelarlo. Aunque, quizás, después de conocer las propiedades de esta fruta que sedujo a los árabes cuando llegaron a la península, cambiemos nuestra opinión sobre ella. Muy rica en vitamina C, cubre las necesidades diarias de ácido fólico y es tres veces más antioxidante que el té verde, También es recomendable cuando estamos enfermos, ya que goza de efectos curativos en caso de fiebre u otros males como dolores de garganta o infección de oído. Si no nos convence de postre podemos incluirla en ensaladas.

3- Kiwi: Si tuviésemos que elegir entre tomar un zumo de naranja recién exprimido por la mañana o kiwi, los médicos y estudios recomiendan la segunda opción. Y no solo por su conocido efecto en la lucha contra el estreñimiento. El kiwi aporta más del doble de vitamina C que la naranja (favorece la absorción de hierro) y cubre de sobra las necesidades diarias de ésta, tanto en el caso de los adultos como de niños. Esta vitamina es antioxidante, lo que significa que estimula el sistema inmunitario para prevenir posibles infecciones como resfriados y gripes.

4- Mandarina y zumo de Naranja: En cuestión de frutas, los cítricos son uno de los grandes aliados del invierno. Todos hemos recurrido alguna vez al zumo de naranja para frenar el avance del resfriado y hemos salido victoriosos. Pues bien, esta fruta es muy rica en vitamina C, mucho más que la mandarina, aunque ésta aporta grandes dosis de beta-caroteno, provitamina A. De ahí que los medicos recomiendan altenarlas. Además, tampoco debemos olvidarnos del limón, especialmente cuando ya estamos enfermos. Su poder antiséptico lo convierte en un remedio natural infalible contra la tos y el dolor de garganta.

5- Huevos: Denostado por su alto contenido en colesterol, la realidad es que el huevo es mucho más beneficioso de lo que podemos imaginar. En primer lugar porque el organismo no absorbe el elevado colesterol que contiene y en segundo lugar porque es un alimento rico en en minerales, especialmente selenio y zinc, que ayudan a mantener el sistema inmunológico sano. Existen estudios que señalan que la deficiencia de uno y otro está relacionada con el aumento de gripes y resfriados o el desarrollo más agudo de estas enfermedades.

6- Ajo crudo: Crudo porque de esta forma no pierde ninguna de sus infinitas propiedades. El ajo es el antibiótico natural más famoso del supermercado. Es preventivo y también curativo. Incrementa las defensas y mejora la respuesta del organismo ante el ataque de virus y bacterias. Además, sirve para tratar infecciones respiratorias y plantarle cara a la tos. Sus propiedades mucolíticas ayudan a expulsar los mocos en procesos gripales y catarrales. Sobran las razones para comerlo cada semana y no deberíamos encontrar en su fuerte olor una excusa para evitarlo. Hay remedios naturales para contraatacar el mal aliento que genera (tomarse un zumo hecho solo de limón después de comerlo o masticar hojas de perejil) y también se puede recurrir a las cápsulas de ajo porque tienen las mismas propiedades que el alimento.

7- Cebolla: Su efecto beneficioso es similar al del ajo, aunque cuenta con una ventaja: no pierde las propiedades al cocinarse. La cebolla goza de un gran poder preventivo, del que ya se percataron los romanos y griegos. Según investigadores, el caldo de cebolla (tan utilizado por las abuelas para combatir el catarro) ayudaban a fortalecer el sistema inmunitario y a aliviar la inflamación de garganta.

8- Frutos Secos: Olvidate de la mala fama que les rodea y de su elevado aporte calórico. Las grandes dosis de energía en invierno están justificadas porque es la forma de mantener la temperatura corporal. Aunque tampoco se trata de abusar. Algunos médicos recomiendan tomar alrededor de 60 gramos diarios de frutos secos, aunque no valdrían todos. Nueces, avellanas, almendras, pistachos o pipas de calabaza son los más sanos de la lista.

9- Manzanilla: Si beber manzanilla siempre es saludable, en invierno lo es especialmente por su poder antitusígeno. Y es que esta infusión, muy recomendable en caso de dolor de estómago, cuenta con propiedades para calmar y aliviar la tos.

10- Miel: No es ninguna novedad que la miel no debería faltar en nuestras despensas en invierno. Porque no sólo tiene un poder curativo ( un estudio publicado por la revista médica Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine descubrió que es incluso mejor antitusivo que el dextrometorfano, un principio activo que contienen los jarabes para calmar la tos), sino que es también preventivo, ya que ayuda a incrementar las defensas. Recomiendan incluir una cucharada cada mañana en la leche para empezar el día con más energía y evitar catarros y gripes indeseados.

11- Legumbres: Les pasa un poco como a los frutos secos, al ser especialmente energéticas son muy beneficiosas para mantener la temperatura corporal en invierno. “Les tenemos mucho respeto y las deberíamos consumir un día a la semana mínimo”. Todas aportan hierro, lo que ayuda a mejorar la respuesta inmunitaria.

12- Yogures: No previene, pero sí es fundamental incluirlo en la dieta cuando, en caso de enfermedad. el médico recomienda el uso de antibióticos. Estos destruyen la flora intestinal que hay que regenerar, y para ello es beneficioso el consumo diario de estos lácteos. Si queremos evitar que la gripe termine con dolor de estómago tendríamos que comer un yogur por cada día de tratamiento.

Bueno pues hasta aquí una serie de cosas que debeís o debemos comer y que no pueden faltar.

Abrigaros y cuidaros…

fin-texto

 

Pequeños MUFFINS DE ATÚN Y TOMATE, propiedades del atún.Video

Pequeños MUFFINS DE ATÚN DE MESA EN MESA REVISTQA GASTRONMICACrédito foto

Todos hemos intentado comer sano en Navidades sin conseguirlo, así que hoy toca volver a la rutina pero vamos a hacerlo de manera simple y deliciosa y sobre todo rápida. Primeramente os puedo decir vamos a trabajar el atún de forma lúdica: MUFFINS DE ATÚN Y TOMATE.

El atún es uno de los pescados azules más consumidos en nuestro país. Su carne posee un 12% de grasa, lo que lo convierte en un pescado graso, pero se trata de una grasa rica en ácidos grasos omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre y a hacer la sangre más fluida, lo que disminuye el riesgo de aterosclerosis y trombosis. Por este motivo, es recomendable el consumo de atún y otros pescados azules en caso de enfermedades cardiovasculares. El atún es el pescado habitual en la dieta que posee más contenido en proteínas de alto valor biológico (23 gramos por 100 gramos), superior incluso a las carnes.

Si se compara con la mayoría de pescados, sobresalen de su composición nutritiva diversas vitaminas y minerales. Entre las vitaminas del grupo B destacan la B2, B3, B6, B9 y B12. El contenido en esta última supera al de las carnes, huevos y quesos, alimentos que son fuente natural de esta vitamina. La proporción del resto de vitaminas hidrosolubles sobresale en el atún respecto a la mayoría de pescados, aunque la cantidad es poco relevante si se compara con la que contienen otros alimentos ricos en estos nutrientes como es el caso de los cereales integrales, las legumbres, las verduras de hoja verde o las carnes en general. Estas vitaminas permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (hidratos de carbono, grasas y proteínas). Además, intervienen en diversos procesos de gran importancia funcional como la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético y el funcionamiento del sistema nervioso y de defensas, entre otros.

Mas info

Receta : Pequeños MUFFINS DE ATÚN Y TOMATE

Ingredientes:

–   4 latillas de atún en aceite escurridas (de las redondas)

–   50g de tomate frito

–   60g de nata líquida

–   4 huevos

–   90g de queso rallado (4 quesos)

–   2 pellizcos de orégano

–   sal al gusto

–   pimienta molida al gusto

–   1 cucharada sopera de levadura química en polvo

–   capsulas de mini magdalenas de silicona, las de papel se quedan muy pegadas.

Se baten los huevos con sal y pimienta. Se añaden los demás ingredientes y se mezclan bien.

Con una cuchara rellenamos los moldes de mini magdalenas, mejor de silicona, en las de papel se quedan muy pegadas.

Los metemos en el horno previamente caliente a 180º  10 -15 minutos . el tiempo siempre es aproximado depende de cada horno. Dejamos que se enfríen y les ponemos una poquita mayonesa por encima y los espolvoreamos con un poquito orégano.

Receta en Foto aqui

Bonus Video Propiedades del atún de Dietas Gym y Salud!

fin-texto