Burcon Café-Bar. El gin tonic vive una de sus épocas más gloriosas

El gin tonic vive una de sus épocas más gloriosas. Ha conquistado todas las barras españolas y no esta dispuesto a ceder su liderazgo. A pesar de su sencillez, esconde más de un secreto y una mala preparación puede arruinarlo.

Esta obsesión por tan preciada bebida nos ha llevado a perseguir la fórmula secreta del gin tonic perfecto casi con el mismo ahínco que el elixir de la eterna juventud o el mando a distancia entre los cojines del sofá. Sin embargo, tras muchas investigaciones, hemos descubierto que el misterio no radica tanto en el número de cosas con las que carguemos nuestra copa, sino con su calidad y la de una serie de factores externos.

Un gin tonic sublime requiere de un emplazamiento a la altura. Del mismo modo que es diferente casarse en la catedral de Tudela que hacerlo en Las Vegas aunque el resultado venga a ser el mismo, un gin tonic nunca será perfecto si el entorno no se acerca a serlo. Disfrutar de un Bombay Sapphire por ejemplo conlleva algo más que beber una copa llena. Es una experiencia que hay que disfrutar con todos los sentidos, y el de la vista no podía ser menos. Todo lo que haya a tu alrededor, importa.

Vale, antes hablábamos de la necesidad de tener a todos nuestros sentidos contentos para que la experiencia del gin tonic fuera placentera. Al oido tambien hay que tenerlo contento, es muy importante maridar el oido y el gusto.

De gin tonic y musica saben bien en este bar, donde su especialidad exactamente es esa. Destacamos que poseen 32 ginebras y 5 tonicas, también otra de sus especialidades son los mojitos,

Los jueves ofrecen el juevintxo (pincho pote) más conocido. Pues ya sabeis para vuestras copas donde encontrarlos. Un lugar con un buen ambiente y buen servicio.

De Lunes a Viernes de 16:30h a  Cierre.

Sabados 16:30h a 4:30h.

NOVEDADES DE LA CATEDRAL-BAR DE PINCHOS EN TUDELA

 

NOVEDADES DE LA CATEDRAL

Por Juan Antonio Rayo DE MESA EN MESA REVISTA GASTRONÓMICA.

Este mes de noviembre estamos de celebración ya que este establecimiento cumple dos años. Y viene cargado de fuerza, ilusión y novedades que eso siempre gusta.
 
En esta ocasión nos presentan nuevas propuestas. Sigue siendo su pincho especial la “gilda”, pero esta vez han apostado fuerte.
El pincho ya no se coge con la mano como antaño, ya no nos pringa la pechera. Se encarga, se espera y se degusta con cuchillo y tenedor.
Es una nueva forma de entender y disfrutar del pincho, ahora se consideran obras de arte dada la imaginación y el derroche de ingenio y buen gusto que puede servirse sobre una rodaja de pan.
Os presentamos en esta ocasión un buñuelo de bacalao con salsa ali oli.
Pan Bao relleno de carrillera ibérica al vino tinto con pasas y compota de manzana.
 
Canelón de requesón con membrillo, nueces y salsa de frutas del bosque.
 
Tostada de ajoarriero con huevo de codorniz.
No olvidéis tampoco el de anchoa con tomate de una calidad excelente.
Los jueves seguimos con el popular pincho pote donde la gilda es un pincho demandado así como sus pulguitas de chistorra, la de queso con anchoa o de jamón con pimiento verde.
 
Gran surtido de vinos hasta 15 variedades de vinos de la tierra y diferentes D.O.
Os queremos recordar que los días de cierre han variado ahora son los lunes por la tarde y martes todo el día.