Conoce lo que comes .LA BERZA. Receta: Sopa de berza con pan frito.

Conoce lo que comes .LA BERZA.
Receta: Sopa de berza con pan frito.
Por Juan Antonio Rayo. www.demesaenmesa.es
DE MESA EN MESA. Revista Gastronómica.

Brassica oleracea var. viridis o Brassica oleracea Grupo Viridis, la berza común o col forrajera, también berza, berza col, col caballar, col gallega, o col abierta, es una variedad de col Brassica oleracea. Es una herbácea bienal comestible, cultivada como anual de la familia de las Brasicáceas.
Se encuentra frecuentemente en la zona norte de España, sobre todo en Asturias, Cantabria, norte de Castilla y León ( Burgos, Palencia, León), Euskadi, Navarra y Galicia, Portugal. Se utiliza frecuentemente para hacer cocidos, con patatas, productos derivados del cerdo y otros ingredientes típicos de cada zona. Es empleada también como alimentación del ganado y de los cerdos.
de mesa en mesa Conoce lo que comes .LA BERZA. Receta: Sopa de berza con pan frito.
LIKE http://www.facebook.com/2mesaenmesa
Las hojas verdes y suaves de esta verdura son grandes y algo carnosas. Son comestibles y sus hojas más externas (las que dan al aire) son de color verde claro mientras que las del interior son semi-blancas (se denominaba a veces como: repollo verdi-blanco). El tallo es alto y se hace leñoso al envejecer la planta. Las flores son grandes, desplegadas en ramilletes y pueden ser amarillentas o blancas. La berza es originaria de las regiones costeras de Europa Central y meridional, especialmente de Francia y Reino Unido.
Se cultiva en los huertos al comienzo de la primavera. Suele recolectarse sin problema en los meses de invierno.
Los principales usos de esta planta son culinarios: la hoja tiene un sabor fuerte apreciado en ciertos platos. Se puede decir que la berza forma parte de los platos más emblemáticos de España y Portugal. Por ejemplo en Portugal (en portugués “Couve-galega”) junto con patatas se hace una sopa muy popular denominada caldo verde que tiene categoría de plato nacional portugués. En la cocina española del norte hay numerosos platos, todos ellos de origen humilde, que van desde las berzas con patatas, los cocidos etc…
En algunos casos forma parte de platos emblemáticos como la borona (pan recubierto de hojas de berza), el cocido montañés y el pote asturiano donde forma parte de uno de sus ingredientes con legumbres, y además de Galicia el caldo gallego;; etc… Las berzas son conocidas en América, por ejemplo EEUU, como “collard green”, y son comunes en la cocina del sur de lso EEUU. En Brasil donde son conocidas gracias a la influencia portuguesa, se denominan couve (a veces se traduce como “col”) y que resulta ser uno de los entrantes de la Feijoada.
La berza es una verdura de temporada imprescindible en los meses de otoño e invierno. Nos aporta vitamina C, que aumenta nuestras defensas frente a catarros e infecciones de vías respiratorias.
Su olor se debe a unos compuestos de azufre que actúan como antioxidantes retrasando así nuestro proceso de envejecimiento. Estos compuestos azufrados son también los responsables de la formación de gases, por este motivo las personas con problemas de digestión coceran la berza con comino o hinojo. Estos compuestos de azufre tienen propiedades balsámicas y expectorantes de manera que es una verdura indicada para esos días que estamos con catarro.
Es importante masticarla bien y mezclarla con la saliva para desdoblar la fibra que tiene y así mejorar su digestión. Esta fibra ayuda a regular el estreñimiento y los niveles de azúcar y colesterol.
Contiene carotenoides, que actúan como antioxidante previniendo el envejecimiento celular y protegiendo el organismo frente a los radicales libres y la aparición de cáncer. Por su contenido en vitamina C, que inhibe el crecimiento de bacterias dañinas para el organismo, previene enfermedades vasculares al reducir la tensión arterial. Vitamina B9, Calcio, Fibra, Agua, Potasio, Vitamina E, y muchas más.

Y no podía faltar una receta.

Sopa de berza con pan frito.
Ingredientes para 4 o 6 personas:
1 berza.
2 patatas.
2 esqueletos de pollo.
4 rebanadas de pan.
4-6 cucharadas de nata fresca (para cocinar).
2 dientes de ajo.
agua, aceite de oliva.
sal, perejil.
Preparación:
Pon a cocer los esqueletos de pollo en una cazuela con abundante agua hirviendo, sal y un manojo de perejil. Deja que hierva durante 10-15 minutos.
Doramos los ajos laminados en una cazuela con un chorrito de aceite. Cortamos la berza en juliana, y la añadimos y pochamos a fuego suave. Tapamos la cacerola y cocinamos a fuego suave hasta que se ablande. Le añadimos la patata pelada y troceada el caldo colado, pon a punto de sal, cocinamos todo junto a fuego moderado durante 10 minutos y trituramos.
Cortamos el pan en dados y lo freímos en una sartén con aceite. Retiramos y escurrimos en papel de cocina.
Servimos la sopa en un plato y colocamos en el centro una cucharada de nata para cocinar. Añadimos los costrones de pan y decoramos con una hojita de perejil.
Y hasta aquí es todo sobre la berza.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s