¿PORQUE DEBEMOS COMER PUERROS? Más receta de Porrusalda

¿PORQUE DEBEMOS COMER PUERROS? Más receta de Porrusalda
Por Juan Antonio Rayo. www.demesaenmesa.es
DE MESA EN MESA. REVISTA GASTRONÓMICA.
El puerro también conocido como Allium ampeloprasum var. porrum, porro, ajo porro, ajo porro o cebolla larga, es una de las variedades cultivadas de la especie Allium ampeloprasum. Como la cebolla y el ajo, esta planta pertenece a la familia de las liliáceas. Se trata de una planta bienal originaria de Europa y Asia Occidental que se cultiva por sus hojas, bulbo y flores comestibles. La otra variedad de la especie es A. ampeloprasum var. ampeloprasum, que se conoce por muchos nombres, entre ellos “ajo blandino” y “ajo elefante” y se caracteriza por producir bulbos con el aspecto de un ajo, pero de mayor tamaño.

DE MESA EN MESA ¿PORQUE DEBEMOS COMER PUERROS? Más receta de Porrusalda
LIKE http://www.facebook.com/2mesaenmesa
La planta del puerro posee 3 partes que son: las hojas largas y lanceoladas (con tonalidades verde-azuladas) algo planas, el tallo y un pequeño bulbo blanco y alargado del que salen una cierta cantidad de raíces pequeñas. Un puerro suele tener cerca de medio metro de altura, y puede llegar a poseer entre 3 y 5 cm de grosor. Tiene un sabor característico, parecido al de las cebollas pero más suave. Hay que destacar que es fuente de carbohidrato llamado inulina.
Es una planta conocida en Europa desde hace mucho, consumida ya en el antiguo Egipto en el 4000 a.C. y el lejano Oriente. Los romanos la utilizaban en la cocina, y se dice que el emperador Nerón era un apasionado del puerro y lo consumía en sopas. El origen del puerro es desconocido, sería durante la Edad Media cuando el cultivo de puerros se extendería por Europa, paliando con su ingesta el hambre de las clases sociales más desfavorecidas económicamente. En la actualidad, el mayor productor y consumidor de puerro en el ámbito europeo es Francia.
En función de su época de cultivo se distinguen diversas variedades que difieren por su longitud, diámetro, consistencia en intensidad de sabor.
Puerros de otoño e invierno: son los más gruesos y de sabor fuerte.
Puerros de verano: su tamaño es menor que las anteriores variedades, son más tiernos y presentan un sabor más suave. Sin embargo, suelen tener un corazón leñoso que disminuye su calidad.
La temporada del puerro comienza a principios de otoño y finaliza en primavera, aunque es posible encontrarlos en el mercado durante todo el año.
Los puerros son vegetales muy sabrosos y bajos en grasa, que pertenecen al género Allium, al que también pertenecen las cebollas, cebolletas y ajos; son ligeramente dulces y se pueden preparar salteados con otras verduras, al vapor o preparar caldos o sopas entre otros platos, ofreciendo gran cantidad de beneficios nutricionales y medicinales.
Son una de las mejores fuentes de fibra dietética, que ayudan a saciar el organismo.
Ricos en vitamina B9 o ácido fólico, que ayuda al cuerpo a generar nuevas células y mantiene la sangre sana para oxigenar el organismo.
Proporcionan calcio que fortalece los huesos y los dientes y asegura que los músculos y los nervios están funcionando a plena capacidad. Una importante fuente de potasio, que equilibra los niveles de agua y ph del organismo.
Aportan vitamina C para reparar los tejidos del cuerpo.
Ayudan a reducir el colesterol LDL y aumentar los niveles de HDL.
Reducen el riesgo de padecer cáncer de próstata, colon y ovario.
Contienen propiedades diuréticas y anti artritis.
Tiene propiedades anti-bacterianas, y aunque no es tan potente como el ajo, contienen un compuesto llamado alliinase, y cuando se cortan, el alliinase reacciona con el oxígeno para formar un compuesto de azufre llamado alicina.
Un estudio realizado, se probó la eficacia antibacteriana de la alicina con éxito contra Staphylococcus aureus bacteria que puede provocar infecciones cutáneas y de las mucosas y las que pueden afectar al aparato gastrointestinal.
La alicina se inactiva por el calor, así que si quieres obtener todos los beneficios del puerro, mantenlo cortado unos 10 minutos antes de cocinar.
La retención de líquidos o edema es la acumulación de líquido en los espacios intersticiales entre las células, siendo más notable en los pies, tobillos, dedos o cara. La inflamación suele ser un síntoma de una enfermedad o condición subyacente, como enfermedades del riñón o del hígado, o la exposición al calor; los puerros son adecuados para apoyar el tratamiento médico debido a sus propiedades diuréticas.
Una fuente rica de vitamina A o vitamina antiinfecciosa, ya que 100 gramos de puerros contienen aproximadamente un 33% de la dosis diaria recomendada. Mantiene saludables e íntegros los revestimientos de la mucosa de la nariz, la garganta, el tracto urinario y el tracto digestivo; además de desarrollar y activar las células blancas de la sangre.
Y no podía faltar una receta típica y fácil como es la porrusalda.
Porrusalda.
Ingredientes para 4 personas:
4 puerros.
3 patatas medianas.
1 cebolla mediana.
2 zanahorias.
1 litro de agua.
Aceite de oliva y sal fina.
Preparación:
Lavamos los puerros y los picamos en rodajas, picamos la cebolla en dados finos.
En una cazuela con un chorrito de aceite sofreímos la cebolla a fuego medio 5 minutos, que no coja color, añadimos los puerros, salamos y rehogamos todo 5 minutos más.
Le ponemos la zanahoria en rodajas y las patatas “escachadas”, mezclamos y rehogamos 3 minutos.
Añadimos el agua, subimos el fuego y cuando empiece a hervir 30 minutos a fuego medio. Salamos al gusto.
En los últimos 5 minutos de cocción rallamos en el caldo una patata que se deshará durante la cocción y le dará cuerpo al caldo.
Estará lista cuando comprobemos que las patatas están en su punto. Servimos caliente.
Un plato, rico, sano y nutritivo y nada caro.
Buen provecho. 

Para mas lejos : 

Pincha la foto para descargar. LOS ALIMENTOS QUE CURAN VOL.1

http://amzn.to/2afnuzc

Siempre hay debates de si los alimentos curan o no curan. Mi respuesta es que los alimentos curan. Creo firmemente en el poder potencial de todo alimento de curar, mitigar la enfermedad, frenar su expansión o completar cualquier otra terapia. El debate de si los alimentos curan o no suele estar tachado de interés de todos tipos.
La curación por los alimentos va a depender de varios factores:

1-La cantidad de este alimento que se consume durante un cierto perdió.
2-La forma de cocinar el alimento.
3-La crono nutrición, es decir el momento del día en que se come dicho alimento. Algunos alimentos son más efectivos, es decir, metabolizan mejor si se consumen a determinada franja horaria. Esto es debido a que el metabolismo no es estático, varía a lo largo del día.
4-La buena masticación o no.
5-La cantidad del aliento cada vez que se consume.
6-El tipo de agricultura al cuál ha sido sometido el alimento.
7-Otro factor no menos determinante, es quien consume qué. Ciertos alimentos responden mejor a ciertos biotipos.

Ahora empezamos nuestro viaje para descubrir el alto impacto sobre el bienestar humano, del apio, nabo, batata y puerro, presentados por el Dr. Apollinaire Dschoutezo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s