Trucha rebozada, acompañadas de pimientos del piquillo, lucha contra las enfermedades degenerativas.

trucha pimiento de mesa en mesa.jpg

Trucha rebozada, acompañadas de pimientos del piquillo

Los pimientos del piquillo son ideales para incluirlos como una guarnición con una pieza de carne o de pescado, pero no solo por la combinación tan increíble de sabores que se logra, sino que también desde el punto de vista nutricional tiene sus beneficios. Y es que la vitamina C, presente en los pimientos del piquillo, hace que asimilemos mejor el hierro presente en este tipo de alimentos. Info

Destaca también por su alto contenido en beta caroteno (que al entrar en el organismo se transforma en vitamina A) y vitaminas del grupo B2 (además de vitamina E). Por ello, es ideal para prevenir la aparición de enfermedades degenerativas y crónicas.

Específicamente, el beta caroteno ayuda a prevenir el cáncer, las hemorragias cerebrales, las cataratas, y las enfermedades cardíacas. Info.

Ingredientes

  1. 1 trucha grande fileteada
  2. 2 latas pimientos del piquillo
  3. 1 diente ajo
  4. 1 bolsa lechugas variadas
  5. Harina
  6. 2 huevos batidos
  7. 2 cdas aceite de oliva virgen
  8. 2 cdas vinagre
  9. a gusto Sal
  10. 1 pizca pimienta blanca

Elaboracion

Aplastar el ajo y echarlo en una sartén con abundante aceite, cortar los filetes en 4 trozos y salpimentarlos pasar los trozos de la trucha por harina y huevo freír por los dos lados en la sartén con el diente de ajo, sazonar los pimientos y freírlos en una sartén con un poco de

aceite durante 1 minuto, poner la lechuga en una fuente, aliñar con aceite, vinagre y sal.

Servir en otra fuente la trucha rebozada con los pimientos. Más info

Compras y comes PATE. ¿Sabes de qué está hecho? + RECETA

Compras y comes PATE. ¿Sabes de qué está hecho?
¿Quieres la receta ?
Por Juan Antonio Rayo. www.demesaenmesa.es
DE MESA EN MESA. Revista Gastronómica.

Se llama paté (del francés pâté) a una pasta untable elaborada habitualmente a partir de carne picada o hígado y grasa, siendo frecuente la adición de verduras, hierbas especias y vino. También existen versiones vegetarianas.
RECETA FACIL Y RAPIDA DE FLAN DE PATE DE ATUN DE MESA EN MESA REVISTA GASTRONOMICA
LIKE en http://www.facebook.com/2mesaenmesa
En la gastronomía francesa y belga el paté suele cocerse en una terrina (u otro molde), denominándose entonces paté en tarrina. Tradicionalmente una farsa cocida y servida en esta última se llama también terrina. Puede cocinarse envuelto en una costra hecha de masa o pan, como un pastel, en cuyo caso se denomina pâte en croûte. Los patés se hacen con ingredientes picados o en pequeños trozos, pero se suelen consumir en rodajas y pocos son untables. Existen patés de todo tipo de carnes de vacuno, aves, conejo y caza, así como de pescado y hortalizas. El foie gras es simplemente un pony que tiene hígado graso de ganso cebado, cocido y cortado, por lo que técnicamente no es un paté. Tampoco lo es el bloc de foie gras.
En los Países Bajos, Finlandia, Alemania, Hungría, Suecia y Austria, algunos patés de hígado suelen elaborarse en forma de salchicha tierna y a menudo untable llamada leverwost. Algunos de estos productos terminan teniendo una textura de carne que es difícil de untar, y a menudo se consumen en trozos, o como relleno. Los patés vegetarianos elaborados a partir de tofu, champiñones, hortalizas, frutos secos o diversas legumbres son populares. Estos patés no siempre requieren cocción y pueden elaborarse fácilmente con un robot de cocina.
En España, la falta de legislación ha sido la responsable frecuentemente de que muchos productores utilicen indistintamente los términos paté y foie gras, cuando son productos diferentes en su composición; lo que ocasiona confusión entre los consumidores.
La historia nos remonta a la Edad Media, cuando se preparaba rodeado siempre de una masa y se rellenaba de forma muy diversa como, por ejemplo, con anguila y caballa, con paloma u oca, con cochinillo o venado.
La historia culinaria señala que los romanos conocían y estimaban el Foie Gras, y , aunque existen versiones encontradas sobre su origen, a un exquisito gourmet  de la época se atribuye la idea de engordar a las ocas con higos y embriagarlas a base de vino con miel, ofreciendo así a las aves una rápida y agradable agonía y a los comensales un exquisito manjar.
Mientras sea de calidad, este derivado cárnico que se elabora a base de hígado, de cerdo normalmente, carne y especias, es una de las mejores fuentes de nutrientes como el hierro o el ácido fólico.
Al prepararse con hígado el paté es un yacimiento abundante de vitamina A. Esta vitamina, aumenta las defensas y ayuda a rehidratar la piel seca, por lo que es muy útil en caso de eccemas. Además, este nutriente mejora la visión cuando la luz escasea. Ya que el paté de hígado tiene un alto contenido en hierro, puede mejorar el nivel de atención de los niños, y además por su aporte en vitamina D, aumenta también la absorción del calcio y su fijación en los huesos.
Es bueno para los mayores, ya que los derivados del hígado suelen ser una excelente fuente de vitamina B12 y de ácido fólico. Estos nutrientes, a parte de reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus, también previenen la pérdida de facultades mentales. Las personas con más riesgo de sufrir un déficit de estas vitaminas son las que comen poca carne, por ejemplo, por problemas de masticación.
El único contra de este alimento es su alto contenido calórico, que ronda las 305 kcal por cada 100 gramos de producto, y su elevado aporte en grasas y sal.
Para reducir tanto el número de calorías como su contenido lipídigo, podemos optar por las versiones “light”.
Para la absorción del colesterol en el paté de hígado, aconsejamos untarlo en pan integral o de semillas., ya que la fibra de estas variedades de pan se une a las grasas del alimento, ayudando la eliminación de parte de ellas a través de las grasas.

Y claro hoy también como no podía faltar una receta.
Flan de paté de atún.
Ingredientes:
2 latas de paté de atún.
2 huevos.
200 ml de nata líquida.
tomate frito natural.
sal y pimienta molida.
Preparación:
En el vaso de la batidora mezclamos las dos latas de paté de atún, dos huevos, añadimos la nata líquida y unas cucharadas de tomate frito natural. Agregamos un poquito de sal y pimienta molida. Batimos la mezcla y ponemos la crema resultante en un envase apto para horno. Introducimos en el horno a 180ºC, durante 15 minutos, sabremos si está listo si al pinchar con la punta de un cuchillo sale limpio.
Dejamos enfriar y listo.

Animaros a hacer este flan fácil y rico.
DE MESA EN MESA facebook

HISTORIA, RECETA Y BENEFICIOS DE LA DORADA.

HISTORIA, RECETA Y BENEFICIOS DE LA DORADA.
Juan Antonio Rayo. www.demesaenmesa.es

La dorada (Sparus aurata) es una especie de pez del género Sparus, muy consumida dentro de la gastronomía española. Su nombre común viene de la franja dorada característica que se encuentra entre sus dos ojos. Es una especie costera, llegándose a encontrar incluso en estuarios, y es típica de la pesca deportiva.
HISTORIA, RECETA Y BENEFICIOS DE LA DORADA.  Juan Antonio Rayo. www.demesaenmesa.es  visita y like www.facebook.com/2mesaenmesa 1
HISTORIA, RECETA Y BENEFICIOS DE LA DORADA.
Juan Antonio Rayo. www.demesaenmesa.es
Es un pez distribuido desde las Islas Británicas a Cabo Verde y por todo el Mar Mediterráneo, incluso el Mar Menor. Los jóvenes frecuentan zonas litorales y lagunas costeras mientras que los adultos prefieren aguas más profundas, normalmente por los 30 m de profundidad, aunque pueden llegar hasta los 150 m en época de reproducción. Se mueven entre las algas de zonas rocosas o superficies arenosas de los bajos fondos.
Es una de las especies por excelencia dentro de la acuicultura marina.
Los adultos alcanzan hasta 1 m de longitud y puede pesar entre 5 y 7 kg en ejemplares adultos. Tiene el cuerpo comprimido por ambos lados y su línea dorsal presenta una acusada convexidad. La cabeza es grande y redondeada y los labios gruesos.
Es una especie hermafrodita protándrica; es decir, son machos al nacer hasta que alcanzan aproximadamente los dos años, y a partir de los tres años se convierten en hembras maduras. Algunos actúan como machos toda su vida. Aparte de la edad influye el tamaño, aunque ambos normalmente van ligados. A partir de los 600 gramos suele cambiar el sexo de los machos a hembras.
Se alimenta principalmente de peces de peces, crustáceos y moluscos que desentierra con su cola. En ocasiones también come algas y plantas verdes marinas. El cuerpo está recubierto de escamas muy grandes y visibles.
En cuanto al aporte nutricional, la dorada es un alimento con un significativo aporte de vitamina E, selenio, ácidos grasos poliinsaturados, vitamina D, grasa, proteínas, colesterol, vitamina B3, fósforo, potasio, calorías, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina B12 y vitamina B6.
Vitamina E: Presenta propiedades antioxidantes que ayudan a mantener la integridad de la membrana celular, protegiendo las células y aumentando la respuesta defensiva de éstas ante la presencia de sustancias tóxicas derivadas del metabolismo del organismo o del ingreso de compuestos por vías respiratorias o bucales. Las propiedades antioxidantes de la vitamina E protegen, además de al sistema inmune, al sistema nervioso con el mantenimiento de la membrana neuronal y al sistema cardiovascular evitando la destrucción del glóbulos rojos y la formación de trombos. Asimismo, esta vitamina protege al organismo frente a la destrucción de ácidos grasos, vitamina A, vitamina C y selenio, y frente al envejecimiento causado por la degeneración de tejidos que trae consecuencias como la falta de memoria, siendo importante en la formación y renovación de fibras elásticas y colágenas del tejido conjuntivo.
Selenio: Refuerza la protección contra enfermedades cardiovasculares, confieren propiedades preventivas contra el cáncer.
Ácidos grasos: Son fuentes de energía y ayudan a regular la temperatura corporal, a envolver y proteger órganos vitales como el corazón y los riñones.
Vitamina D: Proteínas, Vitamina B3 (o niacina). Interviene en el proceso de transformación de energía a partir de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y contribuye a relajar los vasos sanguíneos dotándoles de elasticidad, a estabilizar los niveles de glucosa y ácidos grasos en la sangre, y a reducir el colesterol secretado por el hígado.
Fósforo, Potasio, Calorías,Vitamina B12 que es beneficiosa para las funciones del sistema nervioso, corazón y cerebro.
Vitamina B6, favorece la formación de glóbulos rojos, células sanguíneas y hormonas. Alivia los síntomas previos a la menstruación además de estabilizar los niveles de azúcar en sangre durante el embarazo. También evita la formación de piedras o cálculos de oxalato de calcio en el riñón.

Y como os iba a dejar sin receta no podía faltar.
Dorada al horno.
Ingredientes para 2 personas:
2 doradas limpias ( pedimos en la pescadería que nos las prepare para el horno).
1 limón.
1 pastilla de caldo de pescado.
¼ de vaso de vino blanco.
¼ de vaso de aceite de oliva.
perejil.
sal y pimienta.
Para acompañar 400 gramos de patatas cortadas finas y aros de cebolla.
Preparación:
Calentamos el horno a 140ºC (arriba y abajo). En un bol pequeño mezclamos el vino, el aceite, el zumo de medio limón, un tercio de una cucharadita de sal, unas vueltas de molinillo de pimienta negra y media pastilla de caldo. Este será el aliño para la dorada.
Cogemos las dorada y le hacemos tres cortes en uno de los costados. Ponlas en una bandeja e impregna cada dorada con la mezcla que hemos preparado, baña bien los cortes que hemos hecho para que el aliño entre por todas partes. Después ponemos media rodaja de limón en cada uno de los cortes.
En un cuarto de litro de agua caliente disolvemos la otra mitad de la pastilla de caldo de pescado. Echa el vaso en la bandeja de horno donde está la dorada, de esta forma cuando se haga el pescado en el horno el agua se evaporara y el pescado se conservará más hidratado. Será más fácil que no se seque la dorada y que su carne se mantenga jugosa sin tener que abrir la puerta del horno para tener que regar constantemente con el aliño.
Metemos las doradas al horno y las dejamos entre 35 y 45 minutos a 140 ºC (depende de cada horno).
Cuando estén listas las doradas las sacamos y servimos junto a la guarnición elegida (patatas y cebolla). Espolvoreamos con un poco perejil picado y listo.

Así que animo vamos adelante con la comida rica y sana.