Compras y comes PATE. ¿Sabes de qué está hecho? + RECETA

Compras y comes PATE. ¿Sabes de qué está hecho?
¿Quieres la receta ?
Por Juan Antonio Rayo. www.demesaenmesa.es
DE MESA EN MESA. Revista Gastronómica.

Se llama paté (del francés pâté) a una pasta untable elaborada habitualmente a partir de carne picada o hígado y grasa, siendo frecuente la adición de verduras, hierbas especias y vino. También existen versiones vegetarianas.
RECETA FACIL Y RAPIDA DE FLAN DE PATE DE ATUN DE MESA EN MESA REVISTA GASTRONOMICA
LIKE en http://www.facebook.com/2mesaenmesa
En la gastronomía francesa y belga el paté suele cocerse en una terrina (u otro molde), denominándose entonces paté en tarrina. Tradicionalmente una farsa cocida y servida en esta última se llama también terrina. Puede cocinarse envuelto en una costra hecha de masa o pan, como un pastel, en cuyo caso se denomina pâte en croûte. Los patés se hacen con ingredientes picados o en pequeños trozos, pero se suelen consumir en rodajas y pocos son untables. Existen patés de todo tipo de carnes de vacuno, aves, conejo y caza, así como de pescado y hortalizas. El foie gras es simplemente un pony que tiene hígado graso de ganso cebado, cocido y cortado, por lo que técnicamente no es un paté. Tampoco lo es el bloc de foie gras.
En los Países Bajos, Finlandia, Alemania, Hungría, Suecia y Austria, algunos patés de hígado suelen elaborarse en forma de salchicha tierna y a menudo untable llamada leverwost. Algunos de estos productos terminan teniendo una textura de carne que es difícil de untar, y a menudo se consumen en trozos, o como relleno. Los patés vegetarianos elaborados a partir de tofu, champiñones, hortalizas, frutos secos o diversas legumbres son populares. Estos patés no siempre requieren cocción y pueden elaborarse fácilmente con un robot de cocina.
En España, la falta de legislación ha sido la responsable frecuentemente de que muchos productores utilicen indistintamente los términos paté y foie gras, cuando son productos diferentes en su composición; lo que ocasiona confusión entre los consumidores.
La historia nos remonta a la Edad Media, cuando se preparaba rodeado siempre de una masa y se rellenaba de forma muy diversa como, por ejemplo, con anguila y caballa, con paloma u oca, con cochinillo o venado.
La historia culinaria señala que los romanos conocían y estimaban el Foie Gras, y , aunque existen versiones encontradas sobre su origen, a un exquisito gourmet  de la época se atribuye la idea de engordar a las ocas con higos y embriagarlas a base de vino con miel, ofreciendo así a las aves una rápida y agradable agonía y a los comensales un exquisito manjar.
Mientras sea de calidad, este derivado cárnico que se elabora a base de hígado, de cerdo normalmente, carne y especias, es una de las mejores fuentes de nutrientes como el hierro o el ácido fólico.
Al prepararse con hígado el paté es un yacimiento abundante de vitamina A. Esta vitamina, aumenta las defensas y ayuda a rehidratar la piel seca, por lo que es muy útil en caso de eccemas. Además, este nutriente mejora la visión cuando la luz escasea. Ya que el paté de hígado tiene un alto contenido en hierro, puede mejorar el nivel de atención de los niños, y además por su aporte en vitamina D, aumenta también la absorción del calcio y su fijación en los huesos.
Es bueno para los mayores, ya que los derivados del hígado suelen ser una excelente fuente de vitamina B12 y de ácido fólico. Estos nutrientes, a parte de reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus, también previenen la pérdida de facultades mentales. Las personas con más riesgo de sufrir un déficit de estas vitaminas son las que comen poca carne, por ejemplo, por problemas de masticación.
El único contra de este alimento es su alto contenido calórico, que ronda las 305 kcal por cada 100 gramos de producto, y su elevado aporte en grasas y sal.
Para reducir tanto el número de calorías como su contenido lipídigo, podemos optar por las versiones “light”.
Para la absorción del colesterol en el paté de hígado, aconsejamos untarlo en pan integral o de semillas., ya que la fibra de estas variedades de pan se une a las grasas del alimento, ayudando la eliminación de parte de ellas a través de las grasas.

Y claro hoy también como no podía faltar una receta.
Flan de paté de atún.
Ingredientes:
2 latas de paté de atún.
2 huevos.
200 ml de nata líquida.
tomate frito natural.
sal y pimienta molida.
Preparación:
En el vaso de la batidora mezclamos las dos latas de paté de atún, dos huevos, añadimos la nata líquida y unas cucharadas de tomate frito natural. Agregamos un poquito de sal y pimienta molida. Batimos la mezcla y ponemos la crema resultante en un envase apto para horno. Introducimos en el horno a 180ºC, durante 15 minutos, sabremos si está listo si al pinchar con la punta de un cuchillo sale limpio.
Dejamos enfriar y listo.

Animaros a hacer este flan fácil y rico.
DE MESA EN MESA facebook

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s