¿SABÍAS QUE APARTE DE ADELGAZAR, ES MUY BUENO PARA EL CUTIS Y LAS QUEMADURAS SOLARES?… A COMER PEPINO…

¿SABÍAS QUE APARTE DE ADELGAZAR, ES MUY BUENO PARA EL CUTIS Y LAS QUEMADURAS SOLARES?… A COMER PEPINO

Y la receta de hoy: Ensalada de patata y pepino con anchoas, alcaparras y tomate.

Ensalada de patata y pepino con anchoas, alcaparras y tomate.
¿SABÍAS QUE APARTE DE ADELGAZAR, ES MUY BUENO PARA EL CUTIS Y LAS QUEMADURAS SOLARES?… A COMER PEPINO…
 
Cucumis sativus, conocido popularmente como pepino, es una planta hierba anual de la familia de las cucurbitáceas. La mayor parte de su peso se corresponde al agua por lo que en su composición, aunque equilibrada, no se encuentran valores relevantes, sino que sería el conjunto de nutrientes los que realicen sus efectos beneficiosos.
Es oriundo de la India, donde se cultiva desde hace más de 3000 años. No es mencionado en el Rig- veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.). Aparece por primera vez en el Atharva-veda (el cuarto texto más antiguo de la India, de principios del I milenio a.C) con el nombre de uruaru. Aunque se ha dicho que ya formaba parte de la gastronomía griega (con el nombre de sikuos) y romana e incluso se ha citado a Plinio el Viejo, en realidad se trata de una confusión con otra cucurbitácea. Fuentes lexicográficas sirias, persas y bizantinas sugieren que la presencia de los pepinos al este y al noreste del mar Mediterráneo (actual Irán, Irak y Turquía), no se produciría hasta el siglo VI o VII de nuestra era. Fuentes árabes medievales sitúan el pepino en Túnez hacia el 920, en Al-Andalus (España) en la segunda mitad del siglo X, y en Italia en el siglo XI. Los conquistadores españoles llevaron el pepino al continente americano.
Hablaremos de sus inmensas propiedades.
Para la piel: Contiene hasta un 96% de agua. Aporta además vitamina C, vitamina E y aceites esenciales, constituyendo uno de los mejores remedios para el cuidado de la piel. Para ello se aplica externamente.
Aporta todos sus aceites e hidratación, necesarios para suavizar y rehidratar este órgano. Las mascarillas con pepino ayudan a mejorar el aspecto de la piel, devolviéndole toda la frescura y textura que va perdiendo como consecuencia de las agresiones ambientales o del propio envejecimiento. Las personas fumadoras pueden beneficiarse de sus efectos contra la acción oxidante de los radicales libres del tabaco.
Quemaduras: Resulta muy adecuado para las quemaduras solares, pieles muy bronceadas, piel seca agrietada, congelaciones, etc… hidrata y repara la piel.
Dermatitis: Tiene una larga trayectoria histórica como remedio para la piel. Su aplicación externa refresca e hidrata la piel. siendo adecuado cuando hay dermatitis, psoriasis y eczema, o por frío. Una buena manera de realizar una crema suavizante después de una fuerte exposición solar consiste en triturar un par de pepinos con la batidora y extender la pulpa triturada en forma de crema sobre la piel enrojecida durante media hora o tres cuartos de hora.
Para la piel grasa, manchas en la piel, arrugas, otra de las aplicaciones para relajar los ojos cansados, conjuntivitis y para los orzuelos.
Pies cansados: Constituye uno de los mejores relajantes naturales, ideal para descansar los pies y evitar el dolor que se produce tras largas caminatas por el campo o por la ciudad, para ello trituramos pepinos sin pelar con la batidora y lo enfriamos en la nevera, vertemos la pulpa en un barreño y metemos los pies.
Otro de los usos tradicionales de este fruto es su capacidad para expulsar los gusanos intestinales y las tenias.
Son especialmente recomendados para las personas que quieren adelgazar.
Se usa en dietas depurativas para ayudar a eliminar el ácido úrico, expulsar la retención de líquido y, por sus propiedades laxantes, limpia el intestino de residuos fecales.
Y la receta de hoy.
Ensalada de patata y pepino con anchoas, alcaparras y tomate.
Ingredientes:
de mesaen mesa- beneficios y propriedades del pepino
Ensalada de patata y pepino con anchoas, alcaparras y tomate.
4 patatas medianas.
1 pepino.
2 tomates.
2 huevos cocidos.
1 lata de anchoas.
50 gr de alcaparras.
aceite de oliva.
vinagre de jerez y sal.
Preparación:
Cocemos las patatas con piel, las dejamos enfriar y pelamos. Las cortamos en dados medianos y colocamos en una fuente.
Añadimos los tomates y el pepino cortado en dados del mismo tamaño que la patata. Aliñamos con aceite de oliva, vinagre y sal.
Por último los huevos cocidos y troceados, así como las anchoas y las alcaparras bien escurridas.4/
Meter al frigo y servir muy frío.
Y hasta aquí todo por hoy un buen plato sano equilibrado fresco y rico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s