Los secretos de LA CUAJADA. Por Juan Antonio Rayo.www.demesaenmesa.es

Los secretos de LA CUAJADA.
Por Juan Antonio Rayo.www.demesaenmesa.es
Hola os voy a hablar de un postre rico y nutritivo y de temporada como es la cuajada. En estos momentos podemos encontrar leche de oveja en los mercados, o acercarnos a un pastor y comprarsela.

Los secretos de LA CUAJADA.  Por Juan Antonio Rayo.www.demesaenmesa.es  1
Los secretos de LA CUAJADA.
Por Juan Antonio Rayo.www.demesaenmesa.es

La cuajada  es el producto obtenido después de coagular la leche con una enzima llamada renina, fermento lab o cuajo que se obtiene del estómago de los mamíferos rumiantes. Se elabora con leche de oveja y en algunos sitios la mezclan con vaca. Antiguamente los pastores cuajaban la leche con galio (Galium FERUM), conocido en aquel mundo como planta “cuajaleche” muy abundante en terrenos húmedos  como los de Navarra y el País Vasco, donde según parece esta su origen. 

También se utilizaba el cardo borriquero (Cynara cardunculus), una especie también muy extendida, natural y económica, y en su defecto la llamada drosera, cuajo vegetal para muchos más sano. Pero comercialmente, se parte de la leche pasterizada de forma obligatoria desde el punto de vista sanitario y se cuaja con cuajo en polvo. 
Los pastores elaboraban hace muchos años, preparaban la cuajada clásica calentando la leche introduciendo en el recipiente piedras al rojo que permiten la coagulación y le deben dar el sabor tostado. Luego pasaban la leche a cuencos de barro y dejaban reposar.
También se puede elaborar la cuajada dejandola coagular de forma espontánea y natural, apenas contiene grasa ni suero y es muy rica en proteínas lácteos (caseína) y minerales como el calcio. La otra cuajada, la obtenida por coagulación es la que utiliza fermento lab, renina o cuajo y es la más apreciada, siempre partiendo de leche pasteurizada.
Durante años, la cuajada hecha con leche cruda fue un vehículo de transmisión a los consumidores de “fiebres de malta” presente la bacteria en la leche cuajada, llamada esta enfermedad “brucelosis”. Actualmente, no existe problema sanitario al partir de leche pasteurizada. El valor nutritivo de la cuajada es muy similar al de la leche de la que procede, contiene buenas proteínas de alto valor biológico. 
Es un producto muy popularizado, actualmente la producción industrial supera a la artesanal, alimento de excelentes cualidades nutritivas, de fácil consumo y digestión, recomendada a mayores y niños. No se aconseja el consumo en caso de intolerancia a la lactosa, diarrea aguda y personas con alergias a las proteínas lácteas. En los puntos de venta debe encontrarse en cámaras a temperatura de refrigeración, hay que fijarse que el envase esté en perfecto estado y la fecha de caducidad. Se consume sola tal cual, con azúcar o edulcorante o miel.

Las propiedades de la cuajada son:
Tiene un gran aporte de proteínas esenciales.
Aporte de calcio en gran cantidad.
Un buen contenido en vitamina A, D, y del grupo B, la cuajada se digiere mejor que la leche.

Según un estudio revela que la cuajada de oveja es adecuada para la dieta.
Tradicionalmente se ha pensado que el mayor contenido graso de la leche de oveja, producto con el que se elaboran las cuajadas, podría ser menos saludable que la leche de vaca. Sin embargo el estudio realizado por la Universidad de Navarra, ha demostrado que si se sigue una dieta equilibrada, dentro de la cual se incluye una cuajada al día, no se engorda ni se produce un aumento del colesterol.

Ahora vamos con la receta de la cuajada.
Ingredientes para 6 personas:
1 litro de leche de oveja.
unas gotas de cuajo.
azúcar.
canela.
miel.
Preparación:
Ponemos la leche en un cazo, agregamos una cucharadita de azúcar y ponemos a hervir sin dejar de remover.
Cuando hierva retiramos del fuego, dejamos que se temple un poco y la pasamos a una jarra. Esperamos que alcance la temperatura del cuerpo humano (37 grados). Para comprobarlo, introduce un dedo, si no te quemas, es momento de seguir.
Añadimos 3 gotas de cuajo en cada recipiente y repartimos la leche encima. Esperamos que cuaje sin mover los recipientes.
En el momento de servir, le añadimos miel o bien espolvoreamos azúcar o canela.

Truco: Cuando pongamos la leche de oveja a hervir hay que tener mucho cuidado con el fuego porque es bastante fácil que se pegue y adquiera un ligero sabor a quemado. Para que esto no pase, no olvides añadir la cucharadita de azúcar en el momento de ponerla a hervir.

Si os gusto el articulo, los podéis compartir en facebook o twitter.
Tambien lo podeis comentar. Gracias por leer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s