DE DONDE VIENEN LOS MUFFINS. Receta- Muffins de calabaza para Halloween.

DE DONDE VIENEN LOS MUFFINS.
Receta- Muffins de calabaza para Halloween.


Un muffin (conocido comúnmente en español como magdalena, panquecito, panqueque, ponquecito, ponqué, “cubilete” o queque por lo que todos son muffin tradicionales) es un producto de repostería elaborado con pan dulce y otros ingredientes, sobre todo con dulces. Cocinado al horno en moldes al uso, presentan una base cilíndrica y una superficie más ancha, con forma de hongo. La parte de abajo suele estar envuelta con papel especial de reposteria o aluminio, y aunque su tamaño puede variar presentan un diámetro inferior al de la palma de la mano de una persona adulta.
El muffin guarda similitudes con la magdalena pero es un alimento distinto, debido a que presenta un sabor menos dulce y tiene otro tipo de elaboración, ingredientes y sabores de toda clase. Se consume habitualmente en el desayuno o merienda.
de-mesa-en-mesa-Receta- Muffins de calabaza para Halloween


El origen de este alimento se encuentra en Inglaterra, concretamente en Londres, donde existen referencias en recetarios a partir de 1703. Su nombre deriva de la palabra original moofin, cuyo origen puede deberse a una adaptación de la palabra francesa moufflet (pan suave). El pastel se consumía preferiblemente en desayunos o como tentempié y se incluyeron varios sabores como fruta seca o fresca, especias y chocolate.
A partir de la década de 1950, se comenzaron a comercializar distintos paquetes de muffins, tanto en Inglaterra como en Estado Unidos, en distintas cafeterías, pastelerías y tiendas de alimentación.
Los Cupcakes, Muffins y Magdalenas son amasados de pastelería que se caracterizan por su delicioso sabor y textura esponjosa. Si bien comparten los ingredientes básicos, hay diferencias en las proporciones entre ellos, los agregados que puedan tener y la forma de preparación. Estas diferencias son bastante sutiles y, muchas veces, encontraremos variaciones en las recetas de unos y otros. Dependiendo de la variedad de sus ingredientes, pueden tener diferentes saborizantes, agregados de frutos secos, frutas, chocolates, dulces, o tener cubiertas de cremas o merengues.
Hablaremos de los beneficios de algunos de los ingredientes que llevan los muffiins.
La leche: Es el primer alimento que se consume al nacer y aporta los nutrientes fundamentales que necesita el organismo para su crecimiento a lo largo de toda la vida.
Tomar un vaso de leche todos los días brinda una fuente completa de nutrientes esenciales como proteínas, calcio, vitaminas A, B2, B12, D y minerales, como zinc y fósforo.
El calcio que tiene la leche ayuda a formar y fortalecer los huesos, lo que reduce el riesgo de padecer osteoporosis a lo largo de la vida adulta. También ayuda a que los dientes sean fuertes, previniendo los riesgos de caries dentales. El organismo requiere diariamente del calcio que brinda la leche para contribuir con el sistema nervioso, regular los latidos cardíacos, entre tantas otras funciones vitales para el organismo.
Un vaso diario disminuye el riesgo de padecer hipertensión.
El azúcar produce una sensación de placer beneficiosa para la mente. Es fundamental para nutrir el sistema nervioso, debido a que las neuronas solo se alimentan de glucosa.
Estudios han demostrado que ciertas cantidades de azúcar, como dos cucharadas y media o 50 gramos de caramelos, pueden actuar como tranquilizantes.
Al ser un derivado de la caña de azúcar ayuda a la hidratación de la piel. Contiene ácido glicólico, que ayuda al rejuvenecimiento de las células de la piel de manera más rápida y eficiente.
La energía que proporciona y la glucosa, son necesarias para el buen funcionamiento de nuestro cerebro, los ojos, el sistema nervioso, los músculos, los glóbulos rojos, entre otros.
El trigo aporta mucha energía al organismo. La riqueza en fibra de este cereal de forma integral, hace que sea muy beneficioso para las personas que sufren estreñimiento.
Sus granos contienen los cinco nutrientes: carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas.
Un alimento bastante completo debido a que en su composición se encuentran gran variedad de minerales, como magnesio, fósforo, silicio, calcio, potasio, manganeso, y vitaminas como las del grupo B, C y E.
Ayuda a combatir el colesterol, evitando con ello que se oxiden y bloqueen las arterias que producen enfermedades cardíacas, gracias a la vitamina E que contiene.
Y vamos con la receta
Muffins de calabaza.
Ingredientes para 10 muffins.
250 gramos de calabaza (lavada, pelada y sin semillas).
100 gramos de mantequilla o margarina a temperatura ambiente.
125 gramos de azúcar morena.
1 huevo.
2 cucharadas colmadas de miel.
200 gramos de harina de fuerza.
½ cucharadita de bicarbonato.
1 cucharadita aprox 4 gramos de polvo de hornear.
¼ de cucharadita de canela en polvo.
¼ de cucharadita de jengibre en polvo.
1 pizca de sal.
cobertura de chocolate para fundir en el microondas.
Preparación:
Lo primero es cortar la calabaza en rodajas de un espesor de unos 2 cm aproximadamente. Luego las ponemos sobre un papel de aluminio, y colocamos otra hoja de papel de aluminio por encima cerrando el papillote, como si hiciéramos un paquete. A continuación lo colocamos en una fuente para horno y lo horneamos a 200ºC durante 30 minutos hasta que la calabaza este tierna.
Licuamos con el robot hasta obtener una puré y dejamos enfriar.
Mientras tanto, batimos la mantequilla o margarina con el azúcar hasta obtener una crema, e iremos agregando el huevo y la miel, siempre batiendo hasta que la mezcla blanquee. LLegado este momento, agregamos el puré y mezclamos bien.
En un recipiente tamizamos todos los ingredientes en polvo , e iremos incorporando a nuestra crema. Lo haremos en dos o tres veces, mezclando cuidadosamente hasta obtener una crema homogénea.
Colocamos la preparación dentro de una manga pastelera con boquilla ancha y rellenaremos los moldes con la crema, sin llenarlos del todo (¾ de cada molde aprox.) Los metemos al horno 40 minutos, precalentado anteriormente a 180ºC, hasta que al pinchar los muffins con un palillo salga limpio.
Dejamos enfriar y desmoldamos.
Para estos muffins de Halloween haremos una decoración en forma de tela de araña, muy fácil y divertida. Para ello calentamos chocolate, una vez caliente, dibujaremos encima de cada muffin. Primero cuatro líneas rectas en forma de cruz, completando el diseño con dos círculos. Dejamos enfriar el chocolate hasta que solidifique, y ya tenemos listos los muffins.
Buen provecho…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s