Solomillo en salsa de almendras, beneficios de las almendras. Video

solomillo-en-salsa-de-almendras-de-mesa-en-mesa-revisa-gastronomica

Crédito Foto.

Beneficios de las almendras.

Previene enfermedades

Estudios realizados por innumerables expertos han demostrado que aquellas personas que comen las almendras de manera frecuente, es decir unas cinco veces por semana, tienen un cincuenta por ciento más de posibilidades de reducir el riesgo de padecer un infarto y otras enfermedades cardiovasculares. Las almendras fortalecen y protegen las paredes de las arterias frente a cualquier daño que se pueda presentar en ellas. También se recomiendan para reducir el riesgo de contraer cáncer.

Los huesos y los dientes

Por su alto contenido de fósforo, las almendras son un poderoso alimento para proteger y fortalecer los huesos y los dientes. Es muy importante que tengamos claro que debemos cuidar muy bien la salud de nuestros huesos y dientes, y tan sólo comiendo almendras unas cuantas veces por semana lo podemos lograr.

Ideales para bajar de peso

Las almendras contienen grasa, pero no perjudica para nada el metabolismo, por el contrario aquellas personas que las consumen con regularidad no son propensas a ganar peso y son más delgadas.

Son muy buenas para el cerebro

El consumo frecuente de almendras impulsa al cerebro a tener una mayor actividad, lo cual permite que se reduzca el riesgo de padecer enfermedades tan complicadas y degenerativas como el Alzheimer.

También le proporciona poderosos nutrientes al sistema nervioso, lográndose un alto nivel intelectual y un aumento en la longevidad.

Más info

RECETA.

Ingredientes

4 raciones

– 2 solomillos de cerdo

– 1 cebolla grande

– 1 puerro

– 4 dientes de ajo

– 1 puñado de almendras tostadas

– 1 vaso de vino blanco

– 3 hojas de laurel

– 3 o 4 granos de pimienta

– Harina

– Sal

– Aceite de oliva

Lo primero de todo es cortar el solomillo en rodajas que no sean muy finas para que no se deshaga cuando lo guisamos.

Una vez tengamos cortada toda la carne, la pasamos por harina y la vamos friendo en una sartén con aceite de oliva (yo siempre uso aceite de oliva en mis comidas porque le da mucho mejor gusto y además es mejor para todo). Esperamos que la carne esté dorada por ambos lados y la pasamos a una cazuela.

Ahora en la misma sartén donde tenemos el aceite de freír el solomillo, sofreímos la cebolla , con los dientes de ajo, y dejamos que la cebolla esté transparente y que no se queme porque sino nos cogería sabor y nos estropeara el guiso, y le añadimos una cucharada de harina. Sofreímos la harina para que no deje gusto y trituramos todo en la batidora, con el puñado de almendras tostadas. Podemos dejar unas cuantas para añadirlas enteras.

Añadimos a la carne el triturado, el vaso de vino y un poco de agua. Ponemos sal al gusto, añadimos las hojas de laurel y la pimienta en grano y dejamos cocer hasta que veamos que la salsa ha espesado y ha reducido, y que la carne está blanda, aunque el solomillo es una carne muy tierna y lo que más hay que tener cuidado es de que no se nos deshaga.

Ya solo nos queda servir y comer. Esta comida podemos acompañarla de unas patatas fritas o incluso si alguna vez nos surge algún invitado y no tenemos comida suficiente podemos freír las patatas en rodajas y añadirlas a la carne, así no habrá problema y comeremos más gente con el mismo plato.

Más info

VIDEO SALSA DE ALMENDRA DE Cocina con Carmen

fin-texto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s