Baja tu colesterol con EL CARDO, RECETA :Cardo con sofrito de ajo y jamón. www.demesaenmesa.es

Baja tu colesterol con EL CARDO, RECETA :Cardo con sofrito de ajo y jamón. www.demesaenmesa.es

Por Juan Antonio Rayo.

Cardo es el nombre común de varias plantas de la familia de las Asteráceas o Compuestas, con más de un millar de géneros y más de 20.000 especies de las que muy pocas son cultivadas.

 

Esta familia, cuyo nombre actual deriva del griego Aster (estrella), se caracteriza porque sus flores se forman por la fusión de cientos e incluso miles de flores diminutas, como es el caso del girasol, y tienen hojas y ramas espinosas. La familia incluye hortalizas de diversas especies: de hoja (achicoria, lechuga, endibia, escarola), de flor (alcachofa) o de tallo (cardo). Una característica común en muchas de estas plantas es que sus tejidos contienen abundante látex.
En general, las hortalizas de esta familia son originarias de regiones templadas. Por tanto, su crecimiento y desarrollo están adaptados a zonas de temperaturas moderadas. Esta planta crece de forma espontánea en los países de Europa Mediterránea y del norte de África, donde se viene utilizando desde tiempos muy antiguos. En la actualidad, el cultivo de cardo está muy extendido en Europa. Los principales países productores son Italia, Francia y España. En España, la producción de cardo se extiende por la mayoria de las regiones donde se cultiva la alcachofa, es decir Navarra, Zaragoza, La Rioja, Cataluña y Comunidad Valenciana.
La presencia del cardo en los mercados se mantiene durante los meses de invierno y principios de primavera, y noviembre es el mes que comienza su venta.
La parte de consumo son las pencas o peciolos, una porción de la nervadura central de las hojas y los tallos tiernos. Las pencas son huecas, estriadas y alargadas y terminan en unas grandes hojas verdosas, más pequeñas y blanquecinas en el interior. Tiene numerosas espinas a lo largo del tallo que dificultan su limpieza.
El cardo adquiere un gran tamaño y puede alcanzar los 2 metros de altura. Se conserva bien durante una o dos semanas si se guarda en el frigorífico envuelto en plástico perforado.
 
El cardo, al igual que las alcachofas, constituyen un alimento ideal para la salud del hígado y de la vesícula. Ambos son muy ricos en cinarina. Este componente posee propiedades coleréticas, es decir produce la producción de bilis por el hígado. Al aumentar la bilis favorece la digestión de los alimentos e impide la aparición de una serie de trastornos relacionados con una mala digestión relacionada con un mal funcionamiento del hígado. La cinarina se aplica como suplemento para el tratamiento del colesterol, resultando un método alternativo a los fármacos tradicionales muy eficaz.
Ayudan a combatir la retención de líquidos. Dentro del apartado del tratamiento de la obesidad, se ha de tener en cuenta que este alimento posee muy pocas calorías (casi la mitad que las alcachofas) y un porcentaje muy elevado en agua.
Están recomendados para las personas con diabetes. Contienen un polisacarido denominado inulina que ayuda a rebajar los niveles de azúcar en la sangre.Es importante destacar que este componente, además de la reducción del nivel de glucemia en sangre, contribuye a disminuir el nivel de colesterol, favorece la absorción del calcio (especialmente elevado en el cardo) por lo que previene la osteoporosis, aumenta el transito intestinal con lo que previene el estreñimiento, y previene la aparición de cáncer de colon y el cáncer de mama.Eso si no hay que abusar porque podría ocasionarnos tensión arterial baja.
Y vamos con la receta va a ser una sencilla.
https://carxofarebel.wordpress.com/tag/cardos/
Cardo con sofrito de ajo y jamón.
Ingredientes para 4 personas:
800 gramos de cardo ya limpio.
2 dientes de ajo.
200 gramos de jamón serrano.
40 mililitros de aceite de oliva.
200 mililitros de agua.
20 gramos de harina.
una pizca de sal.
perejil.
50 mililitros de zumo de limón.
Preparación:
Introducimos el cardo en agua hirviendo con sal. En ese agua diluimos la harina, el zumo de limón y sal ( es para que no se oxide y se ennegrezca durante la cocción).
Una vez tierno lo sacamos del caldo de cocción, lo escurrimos y reservamos.
En una cazuela de barro ponemos a calentar el ajo con el aceite, y cuando comience a calentarse añadimos el jamon troceado en cuadraditos. A continuación el perejil picado e inmediatamente sin que se queme el perejil, una cucharada de harina y removemos rapidamente el refrito.
Mezclamos el cardo cocido con el refrito en la cazuela y añadimos un vaso de agua.
Dejamos que hierva durante 10 minutos, pasados probamos de sal y servimos en la misma cazuela o platos individuales.
Buen provecho…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s